the killers mad cool

Mad Cool 2022: The Killers se imponen a Imagine Dragons en la pelea de gallos de Las Vegas en Valdebebas

Crónicas

Imagine Dragons están terminando su actuación y retumban por todo el recinto. El gentío corea ‘Radioactive’ mientras espera apelotonado frente al escenario principal del Mad Cool a que salgan The Killers. Esto, que podría verse como una afrenta en las ‘peleas de gallos’, resulta ser aquí una suerte de hermandad entre las dos bandas más populares de Las Vegas que, casualmente esta noche, coinciden seguidas en Valdebebas. Y lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas salvo que el espacio-tiempo nos reúna en Valdebebas.

Una vez planteada la jornada como un duelo imaginario entre ambas formaciones, vayamos al grano: ganan los Killers de Brandon Flowers. Empiezan con ‘The man’ y no hay discusión posible porque él es el hombre. Chorrea carisma, canta estupendamente, arenga, sonríe. La banda galopa y suena perfecta (los cabezas de cartel suenan de lujo aquí y se nota ese estatus) entre el pop bailable y el rock a los Springsteen. Brandon es una estrella de las de antes, con ese poso ochentero que tiene, sus katas a lo Elvis Presley. “Aquí no hay nadie aislado, esparcimos paz, vida y rocanrol”, suelta en un momento dado.

El público come de su mano entre gritos de ¡guapo! Pero eso él ya lo sabe. La sensación triunfal desde el minuto cero me recuerda a aquella noche de 2007 (¡hace quince años ya!) en Las Ventas cuando los Killers se merendaron a los Smashing Pumpkins. Para cuando apareció Billy Corgan con su túnica blanca todo el mundo seguía preguntándose hasta donde podría llegar ese tal Brandon Flowers que nos había pasado por encima. Pues mirad, hoy lo sabemos.

El repertorio es festivaleramente convincente. ‘Spaceman’, ‘Jenny was a friend of mine’, ‘Smile like you mean it’. El guitarrista Dave Keuning esta vez si está de gira y eso es un plus. Ronnie Vannucci Jr es un golpeador de tambores nato. ‘Shot at the night’, ‘Run for cover’. Juntas, ‘Human’ y ‘Somebody told me’ son un despelote. Estrenan un nuevo tema llamado ‘Boy’ que relaja al personal antes de la traca final: ‘Runaways’, ‘Read my mind’, ‘Dying breed’, ‘Caution’, la grandilocuente ‘All these things that I’ve done’, la rockera ‘When you were young’ y la rutilante ‘Mr Brightside’ con todo el Mad Cool pegando botes al ritmo trotón de The Killers.

RELACIONADOS DE LOS KILLERS
IMAGINE DRAGONS

The Killers son los inapelables vencedores de la segunda jornada del Mad Cool (y de lo que llevamos de festival, incluso por encima de Metallica, aunque sea casi imposible comparar ambas bandas). Los de Brandon, decimos. Y eso que los de Dan Reynolds, Imagine Dragons, reventaron las costuras del segundo escenario (claro, es que deberían haber tocado en el principal), congregaron a muchísima gente y montaron una buena fiesta plagada de confeti, chorros de vapor y todo eso que tanto gusta siempre. Dan no para de corretear por una pasarela en la que desfila y se luce como un dios heleno, lanzando discursos de paz y amor a la vida y a la música. No falta tampoco la aplaudida y vitoreada banda arco iris,

El pop también puede ser solemne porque, en realidad, es una ceremonia multitudinaria en la que también hay fe y devoción. La épica bombástica de Imagine Dragons no es que invite, es que obliga a ello. ‘Believer’, ‘Thunder’ o ‘Amsterdam’ son buena prueba de ello, como ‘Demons’, ‘Enemy’ o ‘Bones’. Interesante que en vivo la banda suene a eso, a banda, sin la sobreproducción de sus grabaciones en busca de un sonido comercial contemporáneo. En directo, demuestran que son una buena banda de pop con buenas canciones. No tantas pueden decir eso y defenderlo bien. Lo suyo es, igualmente y en cualquier caso, el segundo gran triunfo del jueves.

DEFTONES Y MÁS

No tan triunfales los Deftones, que congregaron a poquita gente a una hora que seguramente ya no sea la suya en un escenario principal de este tamaño. Un tanto funcionariales, demasiado densos incluso para ellos que crearon este sonido tan denso, tira del carro un Chino Moreno al que se le nota que va cumpliendo años (a otras estrellas de la música no se les nota, eh, la vida de fantasía pop es así). Vienen, además, con una formación de circunstancias, pues su guitarrista fundador, Stephen Carpenter, ha decidido no girar por Europa este verano, mientras que el bajista Fred Sablan entró en la alineación hace apenas tres meses. En cualquier caso, como clásicos que son, cumplieron con ‘My own summer’ (shove it)’, ‘Ohms’ o ‘Tempest’.

Desde aquí quiero saltar hasta el escenario siete, nada menos. Porque las 70.000 personas que poblaron el jueves el Mad Cool estaban, por fortuna, muy bien repartida. Eso es bueno. El recinto es tan grande que se puede estar razonablemente bien por ahí viendo conciertos. Lo más problemático puede ser la zona de restauración al atardecer, lógicamente, o subir a la noria, que ya os vale. En el siete, decía, Playa Cuberris: tu próxima banda española favorita y no lo sabes. Buen rock clásico con sus dosis de pop y un Pedro a la voz que, aunque le pueda incordiar la comparación, es el sucesor de Carlos Tarque. Su directo, además, mejora a sus discos por su crudeza, así que venga. De camino por ahí vemos también un ratito a Amyl and The Sniffers, quienes desde luego saben montar una buena jarana guitarrera.

Y como siempre hay que sacrificar a alguien guay, esta vez nos perdimos a Foals por imperativo familiar y laboral. Una gran lástima, qué duda cabe. Pero cada cual tiene sus propias tragedias, así que tampoco lloremos de más. La cosa es que Mad Cool 2022 sigue adelante sin grandes incidencias que reseñar. Hay más camareros que clientes en las barras, te puedes mover razonablemente rápido (y nosotros a ratos llevamos un carrito de niño), puedes ver y escuchar los conciertos bien (si te quieres apretar te aprietas y si quieres distancia la tomas). Siempre en el retrovisor la caótica y apocalíptica jornada de Pearl Jam en el Mad Cool de 2018, vale, pero cuatro años después, es solo un recuerdo que ya hace tiempo cambió la tragedia por la épica. En Mad Cool 2022 todo sigue funcionando bien. Crucemos los dedos, porque queda mucha tralla.

SIGUE A MERCADEO POP EN

Comparte
Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *