Playa Cuberris: el relevo generacional del rock para todos

Críticas Discos

A mí me gustan mucho Playa Cuberris. Dejando esto claro de inicio, ya podemos hablar sin tonterías. Me parecen el relevo generacional del rock español junto a, por ejemplo, otros de los que acabamos de hablar: Desvariados.

Pero tienen otro punto Playa Cuberris. Es lógico que relativamente les incomode la comparación evidente con M Clan pero, vamos a ver, si hablamos de Carlos Tarque, que es el mejor cantante de rock de este país, igual no debe ser algo molesto.

Porque Pedro tiene ese tipo de voz arenosa y magnética, expresiva. Y les producen Nigel Walker y Chapo González: o sea, un productor con una carrera inabarcable y el bajista de M Clan y Tarque. Que no quiero yo limitarme a estas referencias, pero que las sepáis.

Este nuevo álbum arranca con la canción titular, ‘Gigantes’, que me parece una fusión curiosa del rock americano que ya debéis tener en la cabeza y Green Day. Por velocidad, por actitud, por energía. Con una fornida melodía pop y un estribillo formidable.

Se mueven con mucha soltura entre el pop y el rock estos madrileños. Y le ponen romanticismo generacional en ‘Turín’, otro tema bien pegadizo sobre la búsqueda del amor donde sea, que yo extrapolo a la búsqueda de la vida que uno quiere al precio que sea.

La sensación general que se me queda es que estamos ante un disco que necesariamente es un punto de inflexión para una banda que ya tiene una considerable base de seguidores y que se siente demasiado cómoda en las salas de tamaño mediano.

El salto lo tenían que dar sí o sí y por eso el sábado 28 de noviembre presentarán ‘Gigantes’ (Warner Music, 2020) en La Riviera madrileña. Con todas las malditas limitaciones que nos resultaban inimaginables hace medio año, por supuesto. Pero hay que hacerlo.

‘Marte’ es una canción ya prácticamente pop, adorable. Por lo que sea, salvando las distancias, yo que lo viví, me viene a la mente El Canto del Loco. No tanto Pereza, pues hay menos rollito canalla. Pero por ahí se mueve mi GPS, recalculando ruta.

No en vano, eh, vamos a ver, Nigel Walker es un titán detrás de trabajos de Coti, Hombres G, Álvaro Urquijo, Estopa, M Clan, Pereza, El canto del Loco, Sidecars, Melón Diesel, Ofunkillo, La Oreja de Van Gogh, Los Rodríguez o Los Secretos.

Son nombres que, en mayor o menor medida, reconocimos y compartimos. Me gusta remarcar esto porque la unión entre un grupo y un productor nunca es casual. Siempre significa algo y en este caso es una obviedad.

Hay muchas canciones bonitas en ‘Gigantes’. ‘Zepelín’ es una de ellas, aunque me gustan especialmente ‘Victoria’ y ‘Alta tensión’. Muy elegantes, construidas con mucho sentido. Tan enérgicas y guitarreras como melódicas.

En España sabemos mezclar muy bien el rock americano con nuestra propia tradición pop-rock. Playa Cuberris son buena muestra de ello. Canciones irresistibles de esas que cantas sin darte cuenta de que las estás cantando.

No quiero acabar sin poner una pega que me perturba. En ‘Gigantes’ la letra dice “llevo un cinturón de los KISS, mis discos de The Clash”. No puedo con esto: son los Clash. Si Pedro cantara “mis discos de los putos Clash” ya sería perfecto. Fin.

Comparte
Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *