Vídeos de Conciertos: Vetusta Morla el 23 de junio de 2018 en La Caja Mágica de Madrid

Vídeos Vídeos de Conciertos

 
Y todo lo bonito que es que te guste un grupo y que vas yendo a los conciertos y que igual no te gustan tanto un día pero otro sí y que entonces sí y otro no y así quince años. No puse una coma aposta en lo anterior porque así recuerdo mi vida sin comas.

Y todo lo bonito que es que te guste que un grupo pase de ser algo inexistente a ser algo luego pequeño y después más grande y a ser tocho y a ser mogollón de loco y entonces cambias de parejas importantes no una sino dos veces y han pasado la hostia de años. En mi caso, más de quince y varias vidas.

Todas aquellas vidas cruzadas que dejaste regresaron el 23 de junio de 2018 en un día emblemático. ¿O qué? Cojones pues claro que sí. Era la culminación de un porrón de años de destino incierto para todos. Y esto está bien porque de esto va la música y la vida.

De esto va todo lo que estoy intentando que veáis en este rollo de viejos Vídeos de conciertos en los que estuvimos (AQUÍ todos). Cuando fuimos uno y nos desparramamos de mala manera. Cuando un puñado de canciones fueron la excusa para todo lo que vino torrencialmente.

No tengo ninguna intención de dejar de hacer esto. Ya se puede ir saliendo pero, sabes, como canta La M.O.D.A.: “No te olvides de donde vienes”. Yo soy de Carabanchel y soy de los conciertos. Es en estos días que estoy recordando donde me reconozco. Claro que tengo vida más allá, pero sé donde estoy en casa.

Y con Vetusta Morla, aquel día, ¿no os pasó que todos jugamos en casa? Y nos reventaron los móviles. Todos estábamos jugando de locales. La verdad es que, sinceramente, me gusta mucho ir a La Caja Mágica de conciertos. Me pilla bien desde la cárcel de Carabanchel (ja) y es un lugar que ya significa algo (aunque a veces huela fatal).

He vivido no pocas tardes memorables en los últimos años en La Caja Mágica, de manera que, bueno, eso, guay. Lo de Vetusta Morla fue un concierto generacional. Fue así. Marcó un rubicón y nos dejó una bonita huella que recordar. Eso es la polla.

Y nada, pues eso, que vamos a ver los vídeos. Como siempre, grabados por la concurrencia porque lo mío es el rollo amateur para todo (ja). Me gustó mucho toda la gente con la que compartí aquel día y me gustaría que nos pasara otra vez. 

La crónica de aquella tarde memorable, porque eso fue, está AQUÍ. Nos quedan muchos más regalos por abrir pero, mientras tanto, hoy vamos a sencillamente darle al Play:


Comparte
Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *