valira

Valira: “Los sentimientos más personales son los que mejor recibe la gente”

Entrevistas

Valira lanza su segundo disco, ‘Supernova’. Una explosión estelar de estilos a lo largo de una docena de canciones variopintas con la energía del rock, melodías pop y unos certeros arreglos electrónicos. Charlamos con Juan Zanza, quien fuera guitarrista de La Raíz y ahora al frente de esta banda.

Hola Juan, qué pasa, qué tal. Cuéntanos qué es esto de ‘Supernova
¡Hola! Pues es el segundo disco de Valira. Se llama ‘Supernova‘ porque nos encanta la metáfora de la explosión de luz y de color. Eso es lo que nos transmite a nosotros y esperamos que la gente también lo perciba.

Sacamos nuestro primer disco, ‘Ecos de aventura’ en marzo de 2019. Ese año tuvimos una gira muy chula para ser un primer año de banda y luego en 2020 vinieron todas las cancelaciones. Así que aprovechamos para componer y grabar este disco con Pau Paredes en la producción. Grabamos en verano y durante el otoño hemos preparado todos los videoclips, fotos y demás.

Un proceso necesariamente lento ante la falta de perspectivas y la incertidumbre, supongo
Nos lo hemos tomado con calma, sí. Es un disco hecho muy al detalle, con muchos arreglos y muchas capas. Estamos muy felices, la verdad, porque está teniendo muy buena acogida. Ahora hay que dejarlo rodar y a ver cuando podemos presentarlo con cierta normalidad.

Sí que se nota mucho mimo en la producción, que tiene muchos matices y mucha fuerza. Y el disco arranca con un guitarrazo muy severo, aunque en realidad tampoco es eso lo que lo define
Estamos muy contentos con el sonido. En el disco anterior intentábamos un poco esa mezcla de pop rock con un toque más electrónico, con sintes y demás, pero a nuestro gusto se nos quedo por trabajar un poquito más. En ‘Supernova‘ el sonido no es un rock tan clásico, las baterías están muy procesadas… El disco empieza con un riff cañero en ‘Un faro en el vacío’, efectivamente, pero no quisimos que ese fuera el single porque no es lo que mejor resume el disco.

Es difícil resumirlo, de hecho, porque es muy variado. Nada lineal.
Siempre nos ha gustado movernos por diferentes estilos. Nos encanta el rock, es lo que hemos hecho toda la vida, pero nos apetecía reinventarnos un poco y tener la vista en un sonido más americano de grupos que nos molan. Como Twenty One Pilots, Bring me the horizon, Bon Iver… esa mezcla de electrónica con sonidos de banda es lo que queríamos hacer.

Más allá de las letras, musicalmente transmite cierta luz. Quizás por esa explosión estelar de la ‘Supernova’. Y las letras también acompañan, claro
Puede ser que tenga un tinte un poco más optimista, sí. No sé por qué, igual es por el momento. Dentro de que hay baladas y canciones muy íntimas, no tiene un toque para nada oscuro. Y eso que escuchamos mucha música oscura como Tool, por ejemplo. Pero a la hora de mezclar tantos estilos que nos gustan, sale ese sonido.

¿El disco nace en 2020 ya en plena pandemia?
Aunque las letras fueron escritas en su mayor parte en la pandemia, me sentía bien y optimista dentro de todo lo que estaba pasando. Y eso de alguna manera se ha reflejado en las canciones.

“La gente está consumiendo muchísima música y creemos que es un buen momento para lanzar este álbum”

JUAN ZANZA

‘Luz errante’ habla literalmente de ponerse en pie. Ese tipo de mensaje, unido a esta música tan enérgica y energética, es muy esperanzador.
Supongo que es eso, un canto más esperanzador. En esos momentos tan duros que todos tenemos. Pero sin que sea tampoco mucho drama. Es buscar la emoción y la conexión y que la gente vibre un poco con la música y las letras, pero sin llegar a ser negativo.

Bueno, llegan estas canciones en un momento muy majo en el que por fin hay cierta apertura. Vemos el futuro menos negro ya.
Nos daba miedo cuando sacar el disco, no creas. Porque no sabes. Igual la gente está ya cansada de todo el tema de las redes sociales. Y porque cuando sacas un disco quieres que vaya ligado a una gira de presentación y eso aún no se sabe bien. Hemos pasado un año sin conciertos prácticamente, y este año queríamos estar ahí sí o sí. Parece que la gente está consumiendo muchísima música y creemos que es buen momento para lanzar este álbum.

Cuéntamos sobre la colaboración con Diego de Veintiuno
Igual era un poco inesperada, por el background nuestro y suyo. Pero nos apetecía para hacer algo diferente y aportar nuevos colores. Diego es un amor, la verdad, y se entregó desde el primer momento. Creo que ha quedado fenomenal.

También tenéis a Izaro y Manuela Vellés
Izaro tiene un tirón brutal en el norte. Buscábamos una colaboración femenina para ‘Algo invisible’ y ha resultado muy guay. Es una pena que no nos hayamos conocido en persona, ha sido todo trabajar en la distancia por videollamada y eso. Pero estamos deseando conocernos y haber si podemos tocar el tema juntos alguna vez. Manuela fue antes de la pandemia y se sumó encantadísima. Nos conocimos en Barcelona y tocamos mucho la canción. Es una tía súper guay y también aporta otro color al disco.

La canción con Diego habla de perseguir tus sueños en la música. ¿Dirías que has cumplido todos tus sueños en este sentido? ¡Dos veces! Y bien diferentes, claro que sí. Primero en una banda con tanta gente y más político y social, y ahora liderando una propuesta mucho más personal.
Pues diría que sí, jaja. Son como dos sueños diferentes, pero desde luego que sí. Lo que conseguimos con La Raíz es increíble, hemos viajado por Latinoamérica… fueron unos años tremendos. Ahora con Valira el sueño es un poco diferente porque son temas muy personales míos.

Era una inquietud que tenía y estoy cumpliendo ese sueño también, ver que a la gente le está gustando lo que hacemos. Escribes algo súper personal en casa, que da hasta pudor a veces… y luego resulta que esos sentimientos más personales son los que mejor recibe la gente. Yo sin la música no podría vivir y estoy cumpliendo sueños.

¿Dirías que con Valira ha ido todo muy rápido? Ya van dos discos y tenéis una base de seguidores importante que sigue creciendo.
Pues sí, sí. A pesar de todo, en 2020 hemos crecido bastante. Hay que tener en cuenta, lógicamente, que no empezábamos de cero, porque ahí estaba ya el público de La Raíz. Pero también es verdad que yo no era una de las caras más visibles de La Raíz, yo era el guitarrista. Empezamos con números discretos, pero estamos llegando ya a mucha gente y parece que los números son más altos que en el primer disco. Eso es muy gratificante.

Cuéntame los planes para 2021 entonces. Que sé que algo hay, a pesar de las dificultades
Teníamos para esta primavera una quincena de fechas, pero tuvimos que posponerlo para después del verano porque nos lo decían las propias salas, que no podían asumir lo de tener al público sentado. En cualquier caso, hemos sacado unas cuantas fechas en formato acústico, más reducido, pero con toda la banda. Vamos a estar ahí, pero está complicado porque todo el mundo quiere hacer conciertos en este formato. Tenemos varias ciudades, pero por ejemplo en Barcelona nos está costando encontrar una sala donde poder hacerlo con las restricciones actuales. A ver si podemos confirmar más ciudades y esperamos a lo que pase en verano.

Aquí en Madrid ahora se han puesto de moda los conciertos en teatros. Está la Gran Vía programando ya un montón
Claro, porque los teatros tienen una infraestructura ya preparada con las butacas y demás. Más sencillo que en las salas, que tiene que adaptarse. Son la mejor opción ahora mismo, sí.

Con un disco recién lanzado, vamos a ponernos en diciembre para cerrar el año. ¿Qué tendría que haber pasado con este disco para que digáis que ha sido un éxito?
Es complicado valorar estas cosas sin tener en cuenta los conciertos. Va todo unido. Al final de año valoras, te pasan números de escuchas, de ventas, de entradas. Esos número ahora ya son más potentes que con el primer disco y esperemos que en diciembre se mantenga. Una cosa que nos mola un montón es que nos están escribiendo desde Latinoamérica, parece que algo se va moviendo por allí… el éxito es que el disco llegue a más gente y a más países. Pero con que mejoren los conciertos yo ya estaría contento, jaja, con poder tocar, que es lo que nos pide el cuerpo a todos. Con eso seríamos felices.

Bueno, y si por lo que sea llega al número 1, pues fenomenal también, ¿no?
¡Eso sería la bomba, claro! Ya te digo. Estas cosas nunca se saben. Igual no pasan grandes cosas y va la cosita poco a poco con un público fiel, o explota de repente por cualquier cosa que pueda pasar. Al final se trata de disfrutar y estar ahí como se pueda con constancia para que lleguen cosas.

SIGUE A MERCADEO POP EN

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *