remembranzas, las memorias de sinéad o'connor

Remembranzas: memorias de Sinéad O’Connor

Libros

Este lunes se han puesto a la venta las memorias de Sinéad O’Connor, con el título de ‘Remembranzas, escenas de una vida complicada’. La artista irlandesa repasa su vida a lo largo de 320 páginas en una obra editada por Libros del Kultrum.

«Esta es mi historia, tal como la recuerdo. Apenas alcanzo a recordar nada más que lo que le he entregado a mi editor. A decir verdad, excepción hecha de algunas cuestiones de índole privada o que prefiero sepultar en el olvido”, admite Sinnead.

Y aún añade la popular y controvertida cantante dublinesa de 56 años: “La totalidad de cuanto no me ha sido dado recordar daría para atiborrar diez mil bibliotecas. Por lo que es probablemente mejor que no lo recuerde“.

Sinéad O’Connor irrumpió, muy a su pesar, en la constelación de las grandes roqueras a finales de los ochenta. Con una pompa que no iba con ella y de la que acabaría abjurando en poco tiempo. Para cuando contaba veinte, era ya mundialmente famosa y se había visto inadvertidamente catapultada a una vida con las servidumbres propias de una estrella.

Por su iconoclasta aspecto y sus célebres intervenciones televisivas ha fascinado e indignado por igual a millones de apocalípticos e integrados. Como cuando descuartizó la fotografía del Papa en Saturday Night Live a fin de impulsar su campaña contra los abusos de menores

En ‘Remembranzas’, O’Connor desgrana los pormenores de su tempestuosa infancia. Infierno de abusos y violencia parental que no tardará en dejar a sus espaldas a cuenta de los muy precoces triunfos que cosechará con sus primeros tientos en el universo sonoro.

Es esta también la crónica de sus primeras incursiones en la escena irlandesa. Época a la que seguirán la grabación de su primer álbum en Londres con ocho meses de embarazo, y la exégesis de las enseñanzas de los profetas con los rastas del East Village. También de la abrumadora popularidad sobrevenida con el inimaginable éxito que iba a cosechar su versión del tema de Prince ‘Nothing Compares 2 U’.

Íntima, sincera y en abierta contraposición al grandilocuente vertido de venturas y desventuras al uso, la partitura vital de Sinéad aclara los motivos de su autoimpuesto aislamiento. También de su resuelta renuncia a comprometer su desarrollo artístico y espiritual a manos de una industria que castiga y demoniza a aquellos que se apartan del yugo del gran capital.

SIGUE A MERCADEO POP EN

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *