Noel Gallagher intentó escapar de Bono en la gira de U2 para evitar el alcohol y las resacas

Actualidad

Noel Gallagher ha sido telonero en un buen número de conciertos de la gira de U2 celebrando el treinta aniversario del disco The Joshua Tree. Y, de hecho, todavía tiene por delante un puñado de fechas abriendo para la banda irlandesa en Sudamérica durante el mes de octubre.

Los conciertos han podido ser mejores o peores, pero girar con U2 desde luego ha sido una buena fuente de anécdotas para el músico inglés, que ahora que está ya empezando a promocionar su tercer disco en solitario, a la venta el próximo mes de noviembre, no duda en relatarlas con humor y cachondeo.

“Brutales las resacas en la gira con U2. Esos tíos, sobre todo Bono… hicimos el concierto de Dublín y fuimos a la fiesta posterior. Me quedaba en su casa y estuvimos hasta las cinco y media de la madrugada. Lo siguiente que recuerdo es mi teléfono sonando y estar en un lugar que no reconozco”, ha narrado Noel en el Absolute Radio Breakfast Show.

Y ha continuado: “Era él llamándome y me dice ‘oh estás vivo, ¿dónde estás?’ Y yo estaba en plan ‘se supone que estoy en tu casa pero no la reconozco, ¿dónde estoy?’ Estaba en una casa de invitados al fondo de su jardín. Y él dice ‘oh estás vivo en cualquier caso, vamos, todo el mundo está aquí esperándote’, y yo en plan ‘¿para qué?'”.

Entre risas prosigue su relato Noel explicando que 75 invitados le esperaban para una comida en su honor, pero él acababa de despertarse. A lo que Bono replicó: “Mira, el presidente de Irlanda acaba de llegar y estás sentado a su lado, así que date prisa’. Me duché y fui para allá. El almuerzo empezó a las tres de la tarde y ¿sabes a qué hora terminó? A las cuatro y diez de la madrugada”.

A la mañana siguiente, Noel  volvió a despertar en la casa de invitados y, como tenían que volar a París para un concierto el siguiente día, le dijo a su mánager: “Tienes que sacarme de este lugar, no puedo hacerlo más”. Parecía que iba a salirse con la suya, recogió prácticamente corriendo, pero entonces apareció Bono ejerciendo como desmesurado anfitrión, vestido con una bata, con dos cervezas bajo el brazo y escuchando ópera.

“Él estaba en plan ¿dónde vas? Yo le dije que teníamos la actuación al día siguiente, pero me dijo que me quedara y que iríamos en el avión privado. Vamos al avión privado y más alcohol y aterrizamos en París. Esta es la parte de la historia que me mata, me dijo: ‘Mira, cuando aterricemos tengo que hacer algo, así que te veré en el hotel”.

Noel pensó en ese momento que era un plan “genial” porque así podría “ir directamente a rehabilitación una vez que estuviera fuera de su vista”. “Así que llego al hotel, me lleva 20 minutos encontrar el mando de la tele, otros diez pedir un sandwich y ahí estoy yo sentado, enciendo la televisión y aparece Bono en una rueda de prensa en directo con el primer ministro de Francia hablando sobre África”, remacha entre carcajadas, no sin antes añadir: “Yo sé lo que hemos hecho los tres días anteriores y me quedo en plan ‘no es un hombre real'”.

Para terminar de relatar la anécdota, Noel sentencia: “La siguiente noche hacemos el concierto de París. Yo estoy sudando cerveza y él se levanta y canta como si tuviera 24 años. Y yo me quedo en plan ‘he tenido suficiente'”.

Merece la pena escuchar y ver a Noel contando su historieta en el siguiente vídeo. Bien divertido:


Comparte
Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *