Niños Mutantes: “La escena indie ya no es el cortijo de cuatro”

Sin categoría

“Un festival mal hecho es un viaje al infierno”

Tras quince años de trayectoria aseguran que han visto “a dos furgonetas dar la vuelta al cuenta kilómetros”, pero lejos de agotarse, Niños Mutantes celebran este aniversario con un dvd grabado en vivo en el Teatro Alhambra de su Granada natal, un videoclip, la publicación en vinilo de su último disco -‘Las Noches de Insomnio’-, y un Ep con canciones nuevas y remezclas. Por eso recalcan desde la sabiduría que otorga la experiencia: “La escena indie ya no es el cortijo de cuatro”.

-Quince años tiene mi amor…
Nada más y nada menos que quince. En la vida pensábamos que íbamos a estar en esto quince años.

– Videoclip, vinilo, dvd y ep. Menuda celebración, ¿no?
Es que los quince son una cifra que muy muy pocos grupos alcanzan. Vamos a lanzar todo eso para celebrarlo sobre todo con los que llevan 15, 10 o 5 años siguiéndonos, nos parece bonito tener por fin un vinilo, un dvd de un concierto muy especial y canciones nuevas. Nos debemos al público tan fiel que tenemos.

– Todo ello siempre sin parar de tocar y tras publicar vuestro séptimo disco, ‘Las noches de insomnio’. ¿Estáis más lejos de lo que nunca imaginásteis?
No nos hemos dado cuenta de que el tiempo ha pasado, y llevamos tantos discos a las espaldas porque hemos disfrutado tanto y ha sido tan intenso, que ni siquiera habíamos parado a pensar que es un milagro seguir en esto, seguir creciendo, estar en nuestro mejor momento y no habernos asesinado los unos a los otros.

– ¿Alguna vez habéis pensado abandonar? Venga, reconocedlo…
A veces vienen momentos bajos, el mundo de la música es difícil, es una guerra continua, en especial en lo que se refiere al trato con los medios. Ahí si hay situaciones bastante desesperantes, pero el cariño de la gente es una gasolina que nos ha hecho siempre seguir adelante.

– ¿A cuáles bandas que se han quedado en el camino echáis más de menos?
Obviamente a Mama Baker, que era el grupo del que nacimos. Para nosotros ver a Surfin Bichos fue fundamental, es de las cosas por las que hicimos un grupo. Aquí en Granada, ver a 091 o la formación inicial de los primeros Lagartija Nick también fueron impactantes y echamos de menos sensaciones tan fuertes como ver esos conciertazos cuando estás prácticamente “virgen” de las orejas.

– ¿Sois capaces de recordar cuántos conciertos, en cuántas ciudades y países habéis hecho? Una cifra aproximada nos vale. ¿Dónde os gustaría tocar y todavía no lo habéis hecho? ¿Cuántos kilómetros habéis recorrido?
Hace años cometí el error de dejar de actualizar una lista con los conciertos hechos, pero estaremos entre 500 y 600, más o menos… Ciudades, casi todas las de este país, muy pocas hemos dejado. Tenemos pendiente ir a México, que llegamos incluso a anunciar una gira allí… Y kilómetros, menos que el baúl de la Piquer, pero suficientes para haber visto a dos furgonetas darle la vuelta al cuenta kilómetros.

– ¿Cómo están las cosas por Granada, esa ciudad siempre puntera en el pop independiente?
Como siempre, con mucho movimiento musical y nulo apoyo de las instituciones. Ni siquiera tenemos un festival que llevarnos a la boca. Eso sí, talento hay a raudales, nuevas bandas interesantísimas y los “viejos” bastante en forma.

– ¿Ha cambiado mucho el indie desde que empezásteis hasta ahora? ¿Goza la música indie española de buena salud? Recomendadnos bandas.
Sí que ha cambiado. Antes todo era más amateur, con lo que tiene de bueno y de malo. La parte mala era horrorosa: condiciones pésimas para ir a tocar, mal sonido en casi todas partes y nula atención mediática, reducida a círculos muy elitistas y encerrados en sí mismos. Ahora la escena indie tiene más difusión y más repercusión, yo creo que hay más público y más apertura, no es el cortijito de cuatro, sino un mundo que no tiene miedo de crecer y aspira a hacerlo. Musicalmente, somos grandes fans de Julio de la Rosa y de Pony Bravo, pero hay muchas más bandas que nos gustan y que respetamos.

– ¿Qué papel han tenido y tienen los festivales en la difusión de esta tendencia y en vuestra carrera? ¿Cómo veis esto? ¿No creeis que hay demasiados festis actualmente?
Los festivales son un escaparate en el que lo más interesante es hacer descubrimientos de bandas que no conocías. Las que conoces suelen decepcionarte porque no sonaba bien o porque no tocaron tus canciones favoritas. Los festivales bien hechos son una experiencia completísima de música, viaje, turismo y fiesta. Los festivales mal hechos son un viaje al infierno. Pero no, no creemos que haya demasiados festivales, cuantos más mejor, siempre que haya más público que gente encima de los escenarios.

– ¿Cuáles son vuestros planes a corto, medio y largo plazo?
Nuestro plan es el de siempre, hacer las mejores canciones que podamos hacer, que nos gusten a nosotros y a la gente, que creen sensaciones y experiencias intensas en lo musical y en lo lírico. Estamos de lleno con el próximo disco, pero a corto plazo estamos con la celebración de nuestros 15 años.

– ¿Llegareis a la edad de Jesucristo?
Probablemente la pasaremos, porque a nosotros nos han crucificado antes de los 33 y ni siquiera nos ha hecho falta resucitar…

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *