luis albert segura L.A. evergreen oak

L.A.: “Estuve a punto de firmar un contrato para repartir pan, pero aquí estoy con un nuevo disco”

Entrevistas
Luis Albert Segura (Palma de Mallorca, 1978) se vio en un cruce de caminos en plena pandemia: trabajar de lo que sea o reafirmar su apuesta por la música. Cierta seguridad contra la incertidumbre total. Espoleado por la duda, se tiró al monte con su familia y pasó tres meses en una casa de La Tramontana escribiendo canciones. Su nuevo disco como L.A., ‘Evergreen Oak’, es el resultado.
Charlamos sobre la vida, la música, la familia y la toma de decisiones. Sobre el pasado que no termina de irse, el presente volátil, el futuro todavía desconcertante. También acerca de viajes alucinógenos con Lennon y McCartney por culpa del covid. Las fotos las pone Ricardo Rubio.

¡Hola! Qué pasa, qué haces. ¿Por qué estás por Madrid?
Jaja, pues he venido a comer con unos colegas.

Y de paso, te marcas unas cuantas entrevistas
Eso es. Bueno, es que en realidad estoy en Madrid porque tengo un disco nuevo. Contra todo pronóstico. Y lo digo con mayúsculas porque realmente di por muerto un poco todo, como tantos otros artistas. Dimos por perdido al medio. Ha habido algunos momentos de pandemia de decirte ‘guau, esto va muy en serio’.

Al principio era como que costaba darse cuenta, pero la realidad era la que era
Era una conversación recurrente en casa. Decir ‘hostia, me voy a buscar un curro’. Porque no sé si va a haber gira nunca más, si va a tener sentido sacar discos. Hay una reinvención constante de medios y de cosas que no sé yo si esto tiene hueco.

Un momento definitivo de detenerse a ver donde estaba cada cual
Totalmente. Era en plan ‘me queda una casilla’. Así que o la renuevo yo como sea y me reinvento, saco pecho y tiro para adelante o firmo un contrato que me habían ofrecido para repartir pan.

Repartir pan
Así de claro, tío. A través de un amigo que me dijo ‘pues buscan a un tío que reparta pan en hoteles y tal’. Pues le dije que quería ese trabajo. En el confinamiento, bueno, hice mis cosillas, mis acústicos desde casa y me di cuenta ahí de que la gente estaba. Estábamos todos escondidos en silencio, pero la gente estaba. Era muy raro. No sé si es por todas las pelis de zombies que hemos visto, pero creíamos que realmente estamos solos tras una terrible aniquilación.

“Firmo este contrato para repartir pan, y ya está, o hago caso a toda esta gente que está comprando entradas para verme vía Zoom. En ese momento lo decidí”

LUIS ALBERT SEGURA

Estás definiendo un punto de inflexión concluyente en tu vida
Sí, ese momento de decirte ‘firmo este contrato para repartir pan y ya está o hago caso a toda esta gente que está comprando entradas para verme vía Zoom’. En ese momento decidí volverlo a intentar y hacer un disco. Hablé con la gente de mi oficina, de Emerge, y planeamos todo esto. Estuve a punto de firmar un contrato para repartir pan, pero aquí estoy con un nuevo disco.

Literalmente te tiraste al monte, jeje
Pues así es. Ahí fue cuando nos metimos en toda esta movida. Planeamos lo de irme a una casa en la montaña con mi familia. Allí me metí de exilio absoluto con mi portátil, mi tarjeta de sonido, dos guitarras y a ver qué pasa. Así empezó todo y ahora aquí estamos en Madrid.

Menudo reinicio
Yo creo que es el reset más tocho de mi vida. Es un reset total. Y, además, una cura de humildad muy buena, un lavado cerebral fantástico. He dejado el disfraz de estrella del rock colgado, porque yo ante todo soy padre de familia y tengo unas obligaciones. Respondo igual que responde el puto Bruce Springsteen, jeje. ¡Somos todos iguales! Pero pierdes un poco de vista esa perspectiva con la inercia de disco y gira que llevaba con L.A. De repente estás en casa, a punto de firmar un contrato para repartir pan y te dices ‘vale tío, ok’.

¿De ese cruce de caminos tan trascendental surge la necesidad de resucitar a L.A.? Recordemos que habías dicho adiós a la banda a finales de 2018… ¿te has marcado un Scorpions?
Yo siempre dije hasta luego. Me encargué de no ser categórico. Primero, porque no somos Scorpions (risas). Yo sé donde está mi posición, sé que la voy a necesitar tarde o temprano, porque sería ridículo haber hecho una carrera como la que he hecho y tirar el título por el váter. Yo no tengo carrera universitaria, pero tengo una carrera musical que, cuando menos, puedo seguir haciendo cositas y ganar cuatro perras tocando ‘Stop the clocks’. Eso siempre lo he tenido muy claro.

Al final, la vida nos trajo hasta aquí
Pero nunca me imaginé que volvería así como he vuelto, y eso es lo que me mola en realidad. El riesgo. Que todo el mundo espere una cosa pero hacer la contraria. Regreso con L.A. pero me voy a la montaña, enseño la portada del disco con las canciones sin tener las canciones… darle la vuelta a todo ha sido bonito.

Bueno, y nos enseñaste la casa y a tu familia en el primer videoclip, ‘Spend my time’. Algo que pega en este momento en el que nos hemos acostumbrado a ver las casas de los demás
Totalmente, todo el mundo mostrando sus salones y habitaciones, jeje. Pues yo he sacado la casa entera.

La casa de la escapada a La Tramontana. ¿A eso suena este disco? ¿Este disco suena a La Tramontana?
Pues yo creo que sí. Para mí, La Tramontana ahora mismo suena a ‘Evergreen Oak’. Creo que me ha transmitido bien la información. Si alguien tiene la oportunidad de poder ir a Mallorca y pincharse el disco paseando por allí o en bici o lo que sea, le va a casar perfectamente. No es un disco de los Ramones en La Tramontana. A los Ramones les escuchas caminando por Nueva York y te casa todo. Pues eso es.

Salvando las distancias, nos puede recordar este disco a los últimos lanzamientos de Taylor Swift con Bon Iver
Tal cual. Su último disco (‘Evermore’, lanzado en diciembre de 2020) salió mientras yo estaba con mi proceso y ha estado muy presente, sobre todo por lo transparente que es. Para ella era como su necesidad vital de respirar naturaleza y esa libertad que muchas veces no tienes cuando estás metido en una carrera musical. Ella se lo puedo permitir, obviamente por lo obvio, y yo porque estaba parado en medio de una pandemia y todos los implicados hemos conectado. Y me he tirado tres meses respirando a pino mojado y bellotas.

Me llama la atención que lo llamas “experimento”, no disco
Es que es un experimento. Recuerdo estar ya dentro de la casa y decirle a mi mujer la primera semana ‘esto puede ser la hostia más grande de mi carrera, un fracaso familiar o puede que funcione’. Hay una opción de que estemos de puta madre y encima saque un disco. Por eso, para mí este disco ya es un éxito. Porque crecimos todos juntos, estuvimos de maravilla y aquí hay un disco físico que es ya una realidad.

LUIS ALBERT SEGURA. FOTO: RICARDO RUBIO

Tiene un punto cinematográfico, incluso. Estás viendo las montañas de La Tramontana con su propia banda sonora
Eso siempre ha estado muy presente en mi carrera. Tengo la espinita clavada de trabajar para cine, de hacer música para películas. He metido canciones en pelis, pero a posteriori, cuando cogen alguna cosa tuya y la meten. Pero tengo pendiente sentarme y componer música para una película. Creo que eso se respira en algunas canciones.

¿Dirías que es un disco bucólico?
Sí, claro que sí, tío. La Tramontana tiene un punto muy bucólico. Y mucho trasfondo… tanto es así que estamos preparando un programa para televisión contando su historia. Es un sitio que transmite eso y yo ya de por sí tiendo a tener esa carencia bucólica en las canciones. Así que ya estaría.

El disco respira también paternidad. Quiero decir, empezaste en casa de tus padres haciendo canciones en tu habitación. Y ahora este lo has hecho 25 años después en otra casa donde el padres eres tú, rodeado por tus hijos
Hombre, te diré. Sobrevolar este asunto no hace justicia a la realidad, porque podríamos estar horas hablando de cómo influye la paternidad en mi trabajo ahora mismo. Y más en este disco, donde hemos estado todos en cohesión metidos en un espacio con pocas distracciones. Yo he estado grabando voces en la casa, y si atiendas ahí se escucha a los niños gritando todo el rato. Peleándose, hablándome en la oreja mientras grabo una guitarra. Todo eso está muy presente y me doy cuenta de lo importante que es. Es culpa de los niños que el disco sea como es. Culpa de, no gracias a, jaja.

‘Spend my time’ resume claramente todo eso que comentas. Y no sé si también la canción más ‘ruidosa’ del disco, ‘Ringing the bell’. ¿Es otro guiño a la paternidad o no tiene nada que ver?
Oh, ‘Ringing the bell’ es otra peli. Te cuento. Nosotros pillamos el covid estando en la casa, después de mes y medio encerrados, una vez que nos movimos para revisar el coche. Yo tuve fiebres loquísimas sin fiebre durante tres días, o sea, un estado febril pero normal de temperatura. Yo te juro que veía marcianos. Y en esas se me ocurrió que estaba en una casa en Londres en 1968 con Lennon y McCartney, y el timbre no paraba de sonar. Pero estábamos tan ciegos de LSD que con la risa tonta nadie se levantaba. Así suena a ‘Revolution’ del ‘White album’ de los Beatles. Vamos, que la compuse con John y Paul en un viaje de LSD víctimas del covid, jaja.

LUIS ALBERT SEGURA. FOTO: RICARDO RUBIO

¿Qué pasa por tu cabeza al coger el disco por primera vez? Más aún ahora que los discos nuevos se publican a medianoche en streaming, casi a traición
Estoy muy de acuerdo contigo: eso es muy frío. Cuando hemos estrenado singles y demás, te das cuenta de que por la noche hay mucho menos movimiento en las redes. Es algo que igual habría que repensar para que, a otra hora, el artista pueda estar pendiente y conectado con sus seguidores. Esto no tiene nada que ver con hacer una cola en la tienda y salir levantando tu disco como si fuera el nuevo iPod, jaja.

Por eso siempre se sacan tiradas en vinilo, supongo
Claro. Hemos querido sacarlo en vinilo para tener esa parte del estreno en físico. Más tangible y palpable.

Escuchando ‘Evergreen Oak’ me surgió una pregunta: ¿Puede ser que te estés alejando cada vez más del formato banda estándar?
Me he alejado forzado al parar L.A. y luego meterme con mi propio proyecto en castellano que, aunque tuvo una banda, se hicieron poquitos conciertos. Ahora es cuando de repente volvemos a poner en marcha la maquinaria, no sé por cuanto tiempo porque está todo muy raruno. Pero en cuanto esto se reactive, vuelva a haber festivales y se pueda hacer una gira decente por salas, mi intención es llevarme a la banda y partir el escenario.

He visto que habéis estado ensayando. Por ejemplo, por cercanía en el tiempo, para el concierto de La Riviera este 15 de mayo dentro del ciclo Sound Isidro. ¿Cómo es esa sensación de reunir a la banda?
Buah, pues los ensayos están siendo brutales, estamos todos flotando. Ya lo necesitábamos. Poner esos amplis y salir sordos con el pitido en los oídos. Eso se echaba en falta ya, jaja. El de La Riviera es, por cierto, el único concierto con banda por ahora.

LUIS ALBERT SEGURA. FOTO: RICARDO RUBIO

¿Y a partir de ahora?
Pues a ver qué viene, no lo sé. Está el verano un poco raruno. Para nosotros, salir con banda desde Mallorca con los formatos que se manejan ahora no es rentable. Antes con los festis sí que se trabajaba en otro rango, pero ahora mismo es más difícil que cuadre. En cualquier caso, va a a haber más cosas en formatos pequeños, micros, medianos… me adaptaré a todo lo que me dejen.

Te puedes adaptar a guitarra y voz. Siempre has podido y este disco también se puede defender así
Sí, es defendible. Siempre he abogado mucho por eso. El 85 por ciento de los discos que hago es defendible a guitarra y voz. Y me gusta que sea así.

Es otra forma de afrontar la incertidumbre, de amoldarse a lo que venga
Si algo he aprendido de la pandemia es que vivo al día. Al principio de todo esto, me iba a dormir pensando que habíamos superado un día más. Eso no es nada bonito. Pero es un puto triunfo estar haciendo entrevistas distendidamente, hablando de mis canciones.

Este disco ha sido tu salvación, en definitiva
Joder, y tanto, tío. Total. Sí, porque nos agarramos a él como a un barco que se va. Acabamos el año en familia en la montaña en nochevieja. ¡A la mierda el 2020!

SIGUE A MERCADEO POP EN

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *