El confinamiento inspira a los Rolling Stones para sacar su primera canción inédita en ocho años: ‘Living in a ghost town’

Discos Lanzamientos

Hace tanto que se habla de un nuevo disco de los Rolling Stones, que sería el primero con material inédito desde aquel ‘A bigger band’ de 2005′ -el de versiones de blues de 2016 lógicamente no cuenta-, que ya muchos veían gamusinos en lugar de canciones.


Pero resulta que en pleno confinamiento los británicos se han animado a entregar al mundo un tema nuevo, ‘Living in a ghost town’, que es a su vez el primero inédito en ocho años, desde aquellos ‘Doom and Gloom’ y ‘One More Shot’ de su recopilatorio GRRR! (2012).


Y bueno, pues que ‘Living in a ghost town’ viene al pelo a estos tiempos de confinamiento y coronavirus, claro. Un tema de cierta cadencia jamaicana tan del gusto de Keith, quien pone su reconocible estilo al servicio de una melodía en la que Mick canta “life was so beautiful, then we all got locked down, feel a like ghost, living in a ghost town”.







A medida que la canción engorda y coge velocidad crece también su fuerza puramente stoniana a través de estrofas como “Preachers were all preaching, Charities beseeching, Politicians dealing, Thieves were happy stealing, Widows were all weeping, There’s no beds for us to sleep in, Always had the feeling it will all come tumbling down”.


“Estábamos grabando material nuevo en el estudio antes de la cuarentena y había una canción que pensamos tenía una resonancia especial dadas las circunstancias que nos está tocando vivir”, explica Jagger.


Richards, por su parte, apostilla: “Registramos el tema hace un año en L.A. para nuestro disco nuevo, un proyecto en el que seguimos trabajando. Entonces la mierda nos salpicó a todos y Mick y yo decidimos que la canción debía sacarse ya y aquí está”.







El batería Charlie Watts apunta que el tema “recoge el estado de ánimo” generalizado en tiempos de coronavirus, mientras Ron Wood remata: “Aquí tenemos un nuevo tema para vosotros que esperamos disfrutéis. Es una melodía cautivadora”.


El tema está grabado por Mick Jagger (voz/armónica/guitarra/coros), Keith Richards (guitarra/coros) Charlie Watts (batería), Ronnie Wood (guitarra/coros), Darryl Jones (bajo) y Matt Clifford (teclados, trompa, saxo, fliscorno).

Comparte
Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *