counting crows

Counting Crows regresan siete años después

Discos Lanzamientos

Counting Crows están de vuelta siete años después. ‘Elevator boots’ es el refinado y sentimental adelanto de su próximo álbum, ‘Butter miracle, suite one’, ya disponible en todas las plataformas.

Durante más de dos décadas, Counting Crows ha ido enganchando a oyentes de todo el mundo con su intensidad emocional y su visión atemporal del rock.

Explotaron en la escena musical en 1993 con el éxito multiplatino ‘August and Everything After‘, que incluía aquel inolvidable ‘Mr. Jones‘, situada con el tiempo como una de una de las canciones más representativas de su década.

Desde entonces Adam Duritz y los suyos han lanzado siete álbumes de estudio vendiendo más de 20 millones de discos en todo el mundo, han ganando premios Grammys. Incluso fueron nominados a los Óscar por ‘Accidentally in Love’, el tema de central de película ‘Shrek’.

Ahora, tras siete años de silencio, Counting Crows regresan con un nuevo trabajo que se publicará el próximo 21 de mayo. Escrito en una granja remota de Reino Unido a principios de 2019, “Butter Miracle, Suite One” es una grabación de cuatro pistas de un total de 8 minutos que ha sido compuesta ingeniosamente para que cada tema fluya sin interrupción.

“Mientras escribía el final de ‘The Tall Grass’, toqué lo últimos acordes de un lado a otro durante un rato. Simplemente disfrutando de la forma en que la canción terminaba. Por capricho, cambié estos acordes y me encontré cantando una melodía diferente. Me di cuenta de inmediato de que este era el comienzo de una canción diferente“, plantea el vocalista Adam Duritz.

Y añade: “No pude evitar pensar en lo genial que era que fluyera directamente de ‘The Tall Grass. Fue entonces cuando se me ocurrió que podía escribir una serie de canciones diferentes en las que cada una encajase a la perfección a partir de la anterior. Que fluyeran juntas como una canción larga. Una suite. Una vez que tuve la idea, fue todo lo que quise hacer”.

‘Elevator Boots’ es la historia de un chico de una banda cuya existencia se mueve entre diferentes pueblos y diferentes amantes. “Trata de lo que mucho que significa para él llevar este estilo de vida, incluso cuando algunas partes no son realmente buenas. La música me llegó muy rápido y luego me limité a vagar por la granja cantándola para mí mismo y tomando notas con mi teléfono. Una vez que tuve la música, el resto salió en poco tiempo”, remata Duritz.

SIGUE A MERCADEO POP EN

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *