Vuelven Amistades Peligrosas: Cristina del Valle y Alberto Comesaña firman el ‘Alto el fuego’

Discos Lanzamientos

De entre todas las cosas inesperadas que están ocurriendo en 2020 la más reciente es que vuelven Amistades Peligrosas. Porque implica la reconciliación de sus dos miembros fundadores y de más éxito: Cristina del Valle y Alberto Comesaña.

Su andadura musical comenzó en 1991 y se desarrolló durante toda aquella década con algunos pelotazos de esos inmortales del pop español. Aunque los problemas de venían de antes, se mantuvieron en activo hasta 2005. Y ahí empezaron los cambios y las batallas.

Peleas por un nombre artístico que Alberto registró en algunos países latinoamericanos donde actuaba con otra cantante. Mientras tanto, a su vez Cristina hacía lo mismo en otros lugares y también le reemplazaba con otras parejas a lo largo de los años.

Y así un montón de movidas que ambos contaron por separado a Vanity Fair hace un par de temporadas (lectura recomendada porque es todo un culebrón de los de antaño).

Según cuentan ahora a El Español, el reencuentro ocurrió este verano en un concierto de Mastodonte en IFEMA (Madrid). Allí pasaron horas charlando y se pusieron los mimbres para una reconciliación que llega a tiempo para el treinta aniversario en 2021.

Soy Alberto Comesaña. Soy Cristina del Valle. Somos Amistades Peligrosas y por fin ha llegado el treinta aniversario y lo vamos a celebrar con todos vosotros”, dicen en un vídeo publicado este jueves, en el que sonríen como si nada hubiera pasado.

Y remata Cristina: “Queremos daros las gracias desde el corazón infinitas por estos treinta años de amor y apoyo incondicional y por haber hecho posible este sueño”.

Regresan anunciando ya un nuevo single titulado muy propiciamente ‘Alto el fuego’, que podremos escuchar más pronto que tarde y servirá como adelanto a todo un nuevo álbum para celebrar esos treinta años del grupo.

Una reconciliación que, como casi todas después de años de trifulcas, resulta inesperada pero al mismo tiempo y precisamente por eso, inspiradora.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *