veintiuno

Veintiuno: “La pandemia ha terminado de destrozar una clase media que ya no existía en la música”

Entrevistas
Corazonada es la increíble historia del corazón que se escapó del pecho y el caos que provocó. Un fabuloso relato que supera ya los cinco millones de escuchas y que nos lleva a echar un rato bien majo con Diego Arroyo, vocalista, teclista, guitarrista y principal compositor de Veintiuno. Los ojos nos los presta Ricardo Rubio como camarógrafo.

Estamos contentos con ‘Corazonada’. No es una pregunta
Jaja. Estamos contentos con ‘Corazonada’. Me gusta relativizar, porque es la hostia para nuestra escala pero cuando lo pones en la pintura grande para la gente de primera es irrelevante. Pero hacer cinco millones de escuchas en un mes en Spotify para nosotros es la puta hostia. Tenemos tres canciones del disco por encima del millón. Estamos tocando mucho y la gente se sabe todas las canciones del disco y eso es muy guay.

Todo cosas buenas después de tantas cosas malas
Hemos tenido mucha suerte con cómo hemos gestionado la pandemia. Mantener cierta prudencia nos ha ayudado, así que ahora a seguir.

A nivel de las dichosas cifras, en cualquier caso, sigue siendo ‘Dopamina’ vuestra canción. Con seis millones
En Spotify sí. Y es la hostia. Es un tema que ha trascendido a la banda. Bueno, de hecho tenemos dos porque eso está ya pasando un poco también con ‘Parasiempre’. Y es increíble que te pase al menos una vez, ya si vuelve a ocurrir o no… Digo Spotify porque es una canción que han bendecido los editores de Spotify. Es la canción que han decidido que va a hacer una rotación brutal ahí porque supongo que les funciona y ha empezado a crecer.

DIEGO EN MADRID. FOTO: RICARDO RUBIO

No te digo hasta donde estoy de los algoritmos de Spotify
Pues fíjate, que luego en YouTube la realidad ya no es tan bestia. Y en los bolos no es la canción que más canta le gente, aunque sí es con la que cerramos porque los números son los números. Sea como sea, estoy muy contento, jeje.

¿Se nota mucha diferencia entre las plataformas entonces?
Sí, porque el sistema de gestión es diferente. No puedes hacer comparaciones porque YouTube es una red en la que la gente infla mucho los temas a base de dinero porque admite mucha publicidad. Por su lado, Spotify depende sobre todo de las playlists editoriales que hacen los editores. El sistema es completamente diferente. Nosotros tenemos canciones como ‘Nudes’, que tiene 150.000 escuchas en Youtube y 900.000 en Spotify. La diferencia es abrumadora y eso tiene que ver la gestión de cada red, con el número de seguidores que tenemos en cada sitio… supongo que la franja de edad, porque la gente nos escucha más en Spotify…

La música se escucha más en Spotify, ¿no?
Pero la gente más joven en YouTube.

Ya. Mira que me cuesta eso. Si YouTube es una plataforma de vídeos, yo la uso para ver vídeos. No para ponerme temitas, jaja. Pero bueno, lo importante es estar ahí en todas partes
Yo creo que por debajo de 18 años la gente escucha mucha música en YouTube.

“Hoy en día ser una banda y trascender del underground es muy complicado”

diego

De todos modos, yo creo que después de todo el tiempo que lleváis, vuestros crecimiento es mucho más orgánico de lo que podemos estar comentando aquí de editores y lo que sea. Yo creo que eso es lo importante
Estamos haciendo una carrera lenta, sin duda, en eso tienes razón. Es muy coherente con la historia de la banda y con la historia de las bandas que nos gustan. Tú nos conoces desde hace muchos años y lo sabes. Yo creo que hoy en día ser una banda y trascender del underground es muy complicado.

Hummm… Cuéntame más
Pues porque el sistema no favorece a las bandas. Tanto el sistema industrial como el de giras es mucho más difícil para las bandas. La industria no está mirando a las bandas, es un hecho. A nosotros es lo que nos ha tocado, pero para nosotros es muy preferible hacer una carrera de fondo sabiendo que esto no queremos dos años y tener un hitazo. No buscamos hacernos ricos con la música, queremos seguir haciendo música que nos haga ganar dinero como para poder vivir de ello, La ambición nunca ha sido dos exitazos, comprarnos el casetón en la playa, un cochazo, sacarlo en vídeo y una decadencia a los 35.

Jajajaja
Que está de puta madre, oye. Y es un modelo que viene mucho de los raperos de la Costa Oeste importado aquí a España por todo el último trap. Pero de verdad que a mí lo de que el músico tenga que ser empresario y lo que le importe sea la industria no me parecía interesante con veinte años, no me lo parece con treinta y no me lo va a parecer con cuarenta.

Dices que la industria no mira a las bandas. ¿Qué industria? Recuerdo una de las veces que hablamos, que me dijiste que la industria independiente es tan sectaria como la del mainstream…
Cosa que es muy cierta, jaja

Estamos de acuerdo. Y entonces te pregunto: La industria, asi como ente de lo que sea, ¿no quiere a las bandas?
No lo creo, es un hecho. Lo explicaba muy bien Alizzz en una entrevista hace poco cuando decía que es más fácil vender un nombre propio porque es más fácil recordar un nombre propio. Y además es más fácil mover la carrera de solo un artista, primero, porque solo hay una persona opinando, lo cual hace más fácil cualquier gestión, jeje. Eso ya condiciona el desarrollo.

DIEGO EN MADRID. FOTO: RICARDO RUBIO

Pero siempre hubo solistas y grupos y eso siempre pasó
Ya, pero yo, no lo digo con ánimo de ofender, veo en esto la perspectiva Cadena Dial, donde siempre tienes que ser un nombre con un apellido o un nombre solo

Cierto, jaja, buenísimo eso
Pues es que es más fácil mover un nombre asociado a una sola cara. Siempre. Y luego, además, por el punto en el que está la industria musical ahora, donde el pop mainstream lo está haciendo gente que viene del hip hop. Del trap, pero están haciendo pop y son letristas. Y letristas que normalmente, aunque hay excepciones muy notorias, no saben hacer música, pero sí letra. Con lo cual, alguien tiene que hacer esa música, que puede ser una banda aunque eso no sea coherente con ser un solista, o un equipo de productores y compositores con los que trabajas tema a tema y que no depende de un consenso en la inspiración.

Como yo tengo una edad, ya sabes de sobra que esto que me cuentas pues no me gusta. Me parece meh
Toda la industria ve más sencillo mover a solistas porque el proceso industrial es más fácil. Nosotros hacemos mucho la broma de que pertenecemos a un linaje de bandas que no existen o que se están muriendo porque la industria en la que estamos lo que nos propone es que hagamos sesiones con compositores y productores. Y, de hecho, no se lo proponen ni a la banda, sino a mí, que escribo las canciones, y yo me niego taxativamente, lo que me supone ciertas discusiones con algunos ilustres miembros del equipo con el que trabajamos.

Veintiuno una banda fuera de lugar. Y fuera del tiempo.
Sí. Pero siempre lo hemos sido, jaja

Eso también es por cómo sois vosotros, por la música que os mola, y por los motivos que os mueven. Sois una banda y seréis una banda. Ese punto de romanticismo es muy importante y la gente lo pilla
A mí me gusta que la banda la formemos gente que nos queremos mientras nos queramos. Además, me hace ilusión que los nombres figuren de manera igualitaria. Cuando ves un proyecto con nombre propio que tiene siete nombres detrás, el trabajo de mucha gente queda opacado. Nosotros somos una pyme en la que cuatro personas están literalmente como socios de una empresa y trabajamos todos los días, estemos bien o mal, pagando a toda nuestra gente. Somos responsables de eso y me parece justo y bello que los cuatro nombres estemos al mismo nivel.

Ya que mencionas eso de que sois responsables de vuestra gente, ¿qué tal va el directo? Este año al fin estáis de vuelta en la carretera
Te reconozco que nos va muy bien. A nosotros se nos abrió el mundo en cuanto se abrió de primeras, porque antes de la pandemia teníamos ya una gira muy larga cerrada. Entre los festivales que se reconvirtieron en ciclo, los nuevos que nos han llamado… tenemos mucho trabajo. En el momento que abrieron los primeros ciclos en junio de 2020 ya estábamos ahí, y ahora tenemos contratación cerrada hasta finales de 2022.

Oye, qué bien
La pelea es pues promotores que van justos, otros que te dicen que van justos pero no es verdad… Intentar que salgan las cuentas y que no sea una ruina girar, que es lo que les pasa a muchas bandas más pequeñas que nosotros y es una cabronada. Que si te ofrecen 800 euros por salir a tocar, es que no puedes porque solo salir de casa, coger la furgoneta e irte a la peor pensión del mundo ya son esos 800 pavos. La pandemia ha terminado de destrozar una clase media que ya no existía en la música.

La utopía de la clase media
Es que hay un punto entre volver en positivo y volver arruinándote que se ha muerto. Y mucha gente no puede salir. Y, si sale, es con una apuesta suicida, loca, maravillosa y romántica que ojalá salga bien, pero que estadísticamente va a dejar a mucha gente en dos años en la cuneta. Les va a hacer polvo y se van a cansar de esto, que es algo que ocurre muy a menudo, que la gente se cansa.

DIEGO ARROYO EN MADRID. FOTO: RICARDO RUBIO

Después de todo, vosotros habéis acertado con la estrategia y estáis creciendo cuando parece imposible
Somos una banda pequeña y nunca dejamos de tomar decisiones como banda pequeña. Corres constantemente el riesgo de fliparte, todos estamos a punto de eso, jaja, pero afortunadamente nuestro mánager y la gente con la que trabajamos nos insta a mantener la cabeza fría y a no hacer gilipolleces.

‘Corazonada’ se viene de hace mucho tiempo. Fuisteis lanzando temas y estirando la espera, por las circunstancias de la pandemia. Así lograsteis no quemar el disco. Todo un triunfo
Íbamos a sacarlo al tercer adelanto. Warner nos dijo algo que nos podríamos haber tomado muy a mal a poco frágil que tuviéramos el ego, pero pensamos que tenían razón. ‘Sois una banda pequeña’. Vale, nosotros tan contentos con nuestros números, pues no la comimos y aceptamos. También nos dijeron que ganamos público tema a tema y que si lo sacábamos hace un año, cuando no se vendían discos, no íbamos a vender nada en nuestro primer ‘disco de compañía’. Porque este es nuestro primer disco con Warner. Es evidente que si alguien mete dinero en ti, no lo va a meter siempre, porque aparte de un sueño, la música es una industria. Nadie nos va a meter dinero a fondo perdido porque no somos los hijos de nadie ni vamos a heredar la empresa.

Y de ahí lo de seguir sacando singles
Claro. Fuimos sacando single a single por consejo de Warner, que nos dijo de planificar el lanzamiento cuando se viera más factible. Después de todo, nos han dejado meter en el disco hasta catorce temas, que iban a ser diez, y encima han funcionado muy bien. Un poco de suerte y un poco de hacer caso, en definitiva.

Vosotros tan contentos y la gente que os critica en Twitter por sacar medio disco antes. Que lo vi, eh
Yo creo que es fundamental que la gente se entretenga con algo, porque estamos todos muy jodidos, jaja.

Pues te marcaste un hilo bien clarito explicándolo y todo
Es que tengo alma de predicador, creo que si las cosas se explican se entienden. No hay ningún secreto oscuro, hemos sacado muchos singles por esto y así funciona la industria. Nosotros estamos en un punto en el que, desde el último año y medio, venimos del underground y de la escena indie, pero nos ha empezado a conocer gente mucho más joven que está más acostumbrada al single a single. Nosotros venimos de un nicho en el que la gente sigue comprando discos y por eso no lo comprende, aunque eso también es falta de memoria, pues el LP llegó después del single en los sesenta.

“La gente es a veces más exigente con sus artistas que con sus presidentes del Gobierno. ¡Eso es agotador!”

diego

Ya lo has dicho tú, pero saber calcular los tiempos y mantener el ritmo es esencial. Más si te dedicas a la música, caramba
Si hubiéramos reservado todo el disco en secreto y lo sacamos de golpe nos hubiéramos matado. Hay muchos grupos que han sacado discos en 2020 y se han hecho una putada que les va a costar mucho remontar. Nosotros, esa hostia en concreto no nos la hemos dado. Pero, por favor, es que la gente es a veces más exigente con sus artistas que con sus presidentes del Gobierno. ¡Eso es agotador! jaja.

¿Y diríais que sois un grupo generacional? Yo siento que cantáis a cosas que se me quedan un poco lejos ya. Será por haber pasado los cuarenta, ya sabes, se me queda lejos toda esa gente joven que os empieza a seguir ahora. Y cantáis a los ‘Nudes’, a los ‘Haters’ y todas esas cosas
Yo creo que hay de todo. En cierta medida sí. Lo de los ‘Nudes’ te diré que es consustancial a tener un grupo, porque te llegan, te llegan. En cualquier caso, yo escribo de lo que vivo, no sé si es un sesgo generacional. Sí que me relaciono con haters, claro. Podría hablar en las canciones de pagar la trimestral del IVA, pero no he encontrado la manera de hablar de eso que me interese.

Pues eso es un temazo muy original, jaja. Busca la manera
Jaja. No sé si del IVA, pero de la precariedad…

Hazme caso, a la trimestral del IVA no le ha cantado nadie
Hay gente en el mainstream de este país que ha colocado en cotas muy altas de éxito canciones muy contestatarias, lo que pasa es que no ha trascendido. Me gusta mucho señalar que Estopa es el único grupo de España que ha hecho un número 1 de la alienación laboral, porque ‘Pastillas de freno’ va de que te putean en el curro. Es la conciencia de clase hecha canción. Para mí es didáctico hacer una canción sobre un tema así y que la gente la comprenda.

Y hemos mencionado a los haters. ¿Dirías que tenéis muchos?
No sé si tenemos muchos, pero los tenemos, jaja.

Eso es bueno
Es cojonudo, ojalá tuviéramos más. Lo que pasa es que es difícil tener más no haciendo ciertas gilipolleces.

Sois un grupo con opinión sobre las cosas y lo decís.
Sí, pero eso es un arma de doble filo. Gusta saber lo que pensamos, salvo que no sea lo que se espera de nosotros, que también nos ha pasado. Por ejemplo, de la gente joven que nos empieza a seguir, la Generación Z tiene un conflicto diferente al que tengo yo con la cultura de la cancelación. Un dilema que me parece interesante y que quiero comprender. No me gustan los juicios sumarísimos públicos, y esa opinión fue recibida con cierta ambigüedad. Para mí, la libertad de expresión es que me tengo que comer ciertas cosas que no me gustan si están dentro del marco legal. Yo es que creo que dudar está guay.

Dudar, quizás. Eso decía Bunbury. Pero cambiemos de tercio. Hay gente que os mete en el saco de grupos festivaleros. ¿Sois eso? Yo no creo que seáis un grupo indie que suena como todos los demás y que solo aspira a tocar en festivales
No lo sé. Si lo somos, lo hemos hecho mal. Si tenemos canciones que son netamente pop y hedonistas, por supuesto que sí. Porque nos gusta y porque nos divierte. Ahora bien, hemos hecho un disco con catorce canciones en el que siete tiene letras muy densas entre lo oscuro y lo depresivo. Entiendo que el éxito ajeno jode, lo bendigo, pero es una crítica parcial porque hemos sacado singles que hablan sobre el trastorno de personalidad o lidiar con la depresión. En este disco, hemos hecho una cantidad de música muy diferente que nos hace sentir muy orgullosos como músicos.

DIEGO Y MICHAEL SCOTT EN MADRID RÍO. FOTO: RICARDO RUBIO

A mí me parece que el piano en primerísima línea os diferencia de todos
Es que me apasiona el piano y lo estudié desde que era niño. Que nos critiquen cuanto más alto mejor.

Tenéis planes hasta finales de 2022, me has dicho. Vamos a centrarnos en eso
Sí, eso es. Y está la eterna visita a México, que la teníamos cerrada el año pasada, pero el festival que nos contrató se pospuso a 2021.

Y más cerca, cositas en Madrid, concretamente
Efectivamente. El 28 de julio los Veranos de la Villa en Conde Duque y el 25 de septiembre el Jardín de las Delicias en la Universidad Complutense.

Pues vamos a terminar, venga. Una pregunta muy fácil: ¿Es Veintiuno un grupo de éxito?
Hummm. En la escala que nosotros tenemos y que nos importa, muchísimo y mucho más de lo que esperábamos.

¿No te imaginabas este momento del grupo hace diez años?
En absoluto. No, porque empezamos perdiendo siempre. Mira, me acuerdo de una cosa. En el primer EP que yo grabé como Veintiuno aquí en Madrid en Estudio Reno, el productor me dijo que quitara el piano. Y tuvimos que vender un teclado y unos platos de batería porque en el transcurso de la grabación nos subieron 600 euros el presupuesto. Ese fue el primer contacto que tuvimos con Madrid y a partir de ahí siete años de palmar. Que nos empezó a ir bien a finales de 2018. De manera que sí, somos una banda de mucho éxito para lo que contábamos que podría ser.

SIGUE A MERCADEO POP EN

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *