Sidonie (2013) The Irish Rover. Madrid

Sin categoría

Lugar: The Irish Rover. Madrid
Fecha: 26 septiembre 2013
Asistencia: 300 personas
Artistas Invitados:
Músicos: Marc Ros (voz y guitarras), Axel Pi (baterista), Jesús Senra (bajista), David T. Guinzo (guitarras, coros y teclados)

Setlist: La Costa Azul, La Sombra, La Tormenta de Verano, Feelin’ Down, Un día más en Nueva York, Un día más en la vida, A Mil Años Luz, En el Bosque, My Generation (The Who), Nuestro Baile del Viernes, El Incendio, All I Have to do is Dream (The Everly Brothers), Por Tí.

Da gusto empezar a tocar con toallitas perfectamente repartidas por el escenario y unas pintas de cerveza Guinness esperándote en el escenario. Debe darlo, vaya. Más aún si el recital que estás a punto de protagonizar sirve para celebrar el Arthur Guinness Day, una forma festiva de recordar aquel lejado día de 1759 cuando el empresario irlandés en cuestión firmó el contrato de alquiler de la (ahora icónica) fábrica de cerveza.

Una vez explicado el motivo, huelga decir que The Irish Rover fue el garito elegido por votación popular en internet para acoger un concierto gratuito de Sidonie. Al reclamo de la música en directo gratis regada convenientemente con algo de cerveza para el jueves en la noche no teníamos más remedio que acudir, aceptando a regañadientes las inherentes dramáticas consecuencias subsidiarias.

Pero vayamos al grano con ‘La Costa Azul’, ‘La Sombra’ y ‘La Tormenta de Verano’, efectivamente, todo un temporal sónico que retumba especialmente en una sala mucho más pequeña que las que suele pisar la banda barcelonosa. Otro punto a favor para una noche que obligaba al contacto directo y visual con los músicos ante la inevitable cercanía.

Unos músicos relajados, despreocupados y claramente festivos, aunque sin descuidar sus ‘obligaciones’ como entretenedores natos. Comparten risas, confidencias al oído y saludos cómplices desde el escenario con amigos infiltrados entre el público. Y todos compartimos bailes con ‘Feelin’ Down’, antes de las siempre luminosas ‘Un día más en Nueva York’ y ‘Un día más en la vida’.

Desde este punto el trío, como siempre con el cuarto hombre David T. Ginzo como escudero de lujo, se dedicó en cuerpo y alma a sus temas más guitarreros, como ‘A mil años luz’, ‘En el bosque’ (con Marc poseído por Angus Young encaramándose a la barandilla de la escalera del local), ‘Nuestro baile del viernes’ o ‘El Incendio’, sin olvidarse de homenajear a The Who con una incendiaria versión de ‘My Generation’ que convierte al baterista Axel Pi en la reencarnación del mismísimo Keith Moon aporreando con voraz salvajismo sus tambores.

Con cerca de una hora de actuación a sus espaldas, la banda pide un respiro para tomarse unas cervezas, y ya en plena camaradería con el respetable, terminan desvelando que están grabando ya el que puede que sea “mejor disco de su carrera”. Este es un cliché que en demasiadas ocasiones no pasa de ser una triste bravuconada (esperemos que este no sea el caso), pero ya con la boca caliente, terminaron desvelando que probablemente este próximo álbum se titule ‘Robótica blanda’ (dijeron eso, ¿no?), provocando división de opiniones en el tendido de sombra y en la barra del fondo.

Tras la charla había aún tiempo para que los cuatro músicos bajaran del escenario, obligaran al público a sentarse, y se plantaran en mitad del bar a interpretar el ‘All I have to do is dream’ de los Everly Brothers y su tema ‘Por Tí’ en un acústico que, para no desentonar con el espíritu de toda la velada, les quedó simpático, de alguna manera emotivo y totalmente distendido. Incluso con Axel golpeando rítmicamente una pinta de Guinness que no sonaba del todo mal. Lo más parecido a una velada entre amigos que puedes conseguir de una de las bandas punteras del pop rock nacional. Y es que me salen Guinness de la boca, cuando me preguntan por ti…

Comparte
Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *