polar banda

Polar: “Estamos todos redescubriendo lo que molan los conciertos”

Entrevistas
Polar están de vuelta con ‘A lighthouse that wants to be’ (2021). Un álbum que, como su música, encuentra acomodo entre el rock alternativo de los noventa, el post-hardcore o el emo más melódico. Charlamos con Alberto Martínez, cantante y guitarrista de la prometedora banda madrileña Polar.

¿Qué pasa? ¿Qué tal? ¿Por qué estamos hablando de Polar?
Pues porque hemos sacado un nuevo disco. Lo estrenamos en Moby Dick ya hace unas semanas y fue genial. Y aquí seguimos buscando quien nos escuche. De hecho, tocamos el 29 de mayo otra vez en Madrid, en la sala Morocco.

Hombre, otro concierto
Sí. Y vamos a traer a unos chavales vascos para que toquen con nosotros y va a estar genial. Se llaman Systems are Dangerous y molan mucho.

¿Y qué tal fue en la Moby Dick?
Pues raro, pero a la vez moló mucho. La gente necesita conciertos y música en directo. Al final es raro para los músicos. Yo soy el cantante, estoy ahí arriba haciendo movidas y no ves a la gente ni sonreir. No se mueven mucho y eso es muy raro. Pero mira, el postconcierto es muy agradecido cuando se te acerca alguien y te dice que es el primer concierto al que han ido en un año. Eso lo hace muy especial.

La sensación de volver a un concierto es especial. Es como una reconquista personal
¡Claro! Antes dábamos por hecho poder ir a un concierto. Dábamos por hecho lo que molaban. Ahora le hemos vuelto a dar el cariño y la importancia que tienen y que les hace falta.

¿Tú has ido a alguno como público?
Sí, fue hace unos días a Viva Belgrado en La Latina y me pareció una locura de concierto. Es raro y no te puedes mover, vale, pero creo que todos echábamos mucho de menos esa conexión.

Y a la gente que te dijo que era su primer concierto después de un año nunca se le va a olvidar que fue de Polar
¡Ya ves! Es muy fuerte eso también. Incluso gente que te dice que no se atrevía a salir de casa pero se lo acaban pasando genial. Los conciertos han pasado a ser algo excepcional, y eso que ahora hay algo más. Antes en una semana ibas a seis conciertos y ahora pues ya ves. Se hace raro, pero en última instancia me está gustando porque creo que estamos todos redescubrimiento lo que molan los conciertos.

Bueno, es que ahora, tristemente, se han convertido en un privilegio
Literalmente

Igual se hace una limpia, entre comillas, de toda esa gente que iba por ir. Que iba para hacerse las fotos pero pasaba de la banda de turno
Pues yo creo que sí puede haber una limpia. Se nota que los grupos que están intentando hacer cosas lo hacen por la música. Porque ahora mismo a ningún grupo le renta tocar y más aún si es pequeño. Se nota las bandas que lo están intentando hacer con mimo. Nosotros podíamos haber esperado un año para sacar el disco, pero las cosas hay que hacerlas cuando las sientas. Y también hay que hacerlo por la gente que te escucha, no solo por cuanta peña vas a meter en una sala.

Muchos lo están haciendo así, pero otros andan desaparecidos esperando a que todo esto pase
Igual también este es un privilegio de grupo pequeño que podemos tener. Nosotros no dependemos de nadie y en este momento eso es una ventaja, entre comillas. En los momentos de mierda, quien aguanta el chaparrón lo hace porque quiere y porque le mola tocar. Esa es la pelea. Ahora nadie se va a hacer millonario

Bueno, eso tampoco pasaba mucho antes de la pandemia, eh
También, jaja, también. No iba a cambiar precisamente eso ahora.

Hablemos del disco. Muy noventero. Muy rock alternativo de los noventa
Siempre nos han dicho que tiramos mucho hacia el grunge y yo creo que tenemos mezcla de influencias. Pero claro que he mamado mucho de eso y The Smashing Pumpkins es una clara influencia en mi vida. En cualquier caso, a partir de ahí, hemos intentado dar con un sonido un poco más moderno. También nos va mucho el post-hardcore.

¿La influencia de los Smashing Pumpkins os ha llevado a hacer un disco conceptual?
Pues puede ser, claro que sí. Le hemos puesto mucho mimo y hemos intentado que cada canción tenga un significado. También hacer un packaing bonito y darle el cariño que se merecen dos años de curro.

Háblame del concepto del disco
No es ‘Tommy’ de los Who, eh, jeje. No es tampoco una historia que se cuente de esa manera con unos personajes. Pero sí que están todas las canciones interconectadas que compuse después de salir de una relación muy complicada. Reflexiones sobre las relaciones personales y cómo te cambian. Quien se sumerja en el disco lo va a comprender rápidamente.

“El disco está pensado para que encuentres más cosas cuanto más cariño le pongas”

alberto martínez

Contamos entonces con que el personal preste tanta atención como para leer las letras
Joder, a mí me gustaría. Aunque estén escritas en inglés, lo siento, estoy intentando a aprender a hacerlo en castellano, jeje. El disco está pensado para que encuentres más cosas cuanto más cariño le pongas. Que te devuelva ese cariño. Que no sean solo canciones porque sí, que estaría fenomenal si la escuchan así.

Esa es la educación de los años noventa clarísimamente
Escuchar discos enteros, clarísimamente, algo que ya no se lleva

Se trata de pedirle al público una escucha activa cuando en realidad lo mayoritario es que sea pasiva. Se va a convertir todo en música de ascensor y supermercado, que es algo terrible. Aunque la gente que consigáis así, seguro que la váis a tener más cerca porque se crea otro tipo de conexión más fuerte
Desde luego, la peña que quiera recorrer este camino con nosotros va a encontrar esa conexión mucho más fuerte. Quien no sea así, pues nada, ahí están los temas, que son bien potentes. Pero a mí me encanta coger un disco, escucharlo entero, contemplar la portada y que todo se involucre. Crear un pequeño universo y que todos sean trocitos de una historia más grande

Dime un par de discos que te vengan a la mente que nos valgan de ejemplo de eso que comentas
Buah. Yo soy fanático de Radiohead y puede que ‘In rainbows’ sea de mis favoritos de la historia. También ‘The alchemy index’ de Thrice, que son en realidad cuatro EPs y que es muy oscuro y denso. Lógicamente ahí está el ‘Mellon Collie’ de los Smashing Pumpkins’. Me flipa el último de Viva Belgrado, ‘Bellavista’, que es una pasada. Y tengo que decirte ‘Instrucciones de vuelo’ de Pan, porque su cantante y guitarrista, Teresa, es mi hermana como ya sabes, jaja.

Jaja. Bueno y que de escucharlo he vuelto también a los Pumpkins. La conexión está ahí
El ‘Mellon Collie’ es un discazo. Y el de Pan, muy bueno, ¡reitero!

“Es muy guay sentir los discos que crecen contigo, porque incluso te cuentan un poco cómo eras tú antes”

ALBERTO MARTÍNEZ

El ‘Mellon Collie’ es un disco de esos que son casa, que te llevan a una época determinada desde el presente. Y te reconoces o no
Además como que te va construyendo. Lo que hace veinte años te generaba unos sentimientos, ahora te da otros. Es muy guay sentir los discos que crecen contigo, es una sensación súper bonita. Porque incluso te cuentan un poco cómo eras tú antes, te siguen diciendo cosas porque de alguna manera está ahí tu evolución. Otra peña lo vivirá con los libros o con el cine o lo que sea.

Cada cual con lo que quiera, pero que sea con algo
¡Por favor! Además, eso es ideal para los que somos intensos, jaja.

Volvamos al presente, jaja. ¿Y notáis crecimiento en vuestra gente?
La verdad es que sí. Ahora es más complicado llegar a la gente, pero todo el mundo está valorando más ciertas cosas, como decíamos de los conciertos. Hay muy buena respuesta y eso es lo más bonito que podemos pedir.

Os estáis moviendo mucho
Nos estamos moviendo mucho, buscamos conciertos, vamos a grabar un videoclip. Sentimos necesidad de hacer cosas. Esa sensación que hemos tenido todos en la cuarentena, ahora se multiplica por cuatro. Y la cultura es segura y se puede hacer bien, aunque requiere mucha energía y dedicación

Hay que luchar el doble para conseguir la mitad. Eso se dice mucho
Pero no puedes esperar al momento perfecto porque puede que nunca llegue. Así que yo me quiero quedar con lo bueno que estamos viviendo, aunque también haya sido desesperante. Hemos vendido todos los discos fabricados y mucho online, intentando disfrutar eso.

Todo tiene que volver. No puede ser de otra manera
Ostras, es que vi el otro día el documental de Berri Txarrak y oye, da nostalgia ver a la gente en un concierto pegada, sudando y dándose golpes. Me dio un ataque de tristeza, pero volverán los buenos tiempos y también las golondrinas, jeje. Nosotros vamos a movernos con la furgo todo lo que podamos desde ya mismo en busca de donde haya gente que pueda querer escucharnos. Vamos a seguir molestando todo lo que se pueda.

SIGUE A MERCADEO POP EN

Comparte
Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *