Mucho: “Tenía que ser maravilloso vivir de vender discos”

Sin categoría

“Queríamos salir del canon establecido de la canción pop española”

‘El apocalipsis según Mucho’ llegó el pasado 4 de febrero, con la formación toledana publicando su segundo álbum con nueva formación integrada por Martí Perarnau, Víctor Cabezuelo, Miguel de Lucas y Carlos Pinto. Un trabajo que supone un “cambio radical” y en el que hay música compuesta “sin miedo”, tal y como nos cuenta el propio Martí telefónicamente mientras circula, con el manos libres encendido, por supuesto, por la A-42 que une Madrid con Toledo.

– ¿Cómo es el apocalipsis según Mucho? ¿Cómo se manifiesta?
Para nosotros era sobre todo un cambio radical. Queríamos hacer todo desde la libertad, demostrar quienes éramos. Hemos tenido que pasar nuestro propio apocalipsis para darnos cuenta de que queríamos hacer música sin miedos. Y después de todo hemos quedado súper satisfechos con nuestro trabajo, es un disco de resurgimiento, por aquello que dicen que hay que pasar una gran crisis para sacar todo lo que llevas dentro.

– ¿Cuál ha sido el punto de inflexión de la banda en estos últimos meses para este resurgimiento?
Cuando empezamos a componer los temas nuevos nos empezaron a llevar por un camino nuevo. La decisión fue aceptar el riesgo o dejarlo todo, fue decir en este momento tan duro que estamos pasando solo queda confiar en tí mismo y llevar las cosas hasta las últimas consecuencias. Nos liberamos de todo tipo de miedo al hacer canciones y nos dimos cuenta de que somos Mucho y hacemos pop cósmico.

– ¿Qué diferencia a este disco de vuestro debut?
La gran diferencia es que está compuesto con el piano y eso hace que todo cambie. Ya no existe una guitarra rítmica, y mientras que en el primero eran tres acordes, aquí queríamos canciones de veinte acordes. Teníamos ganas de salir del canon establecido de la canción pop española, algo que no sé si es un poco chulesco, pero es directamente tirar por tu propio camino.

– Tras una primera escucha del disco sólo cabe decir que la libertad os ha sentado bien.
Es que nos hemos dado cuenta de que los artistas que más nos gustan son los que menos se dejan llevar por los cánones preestablecidos. Los grupos guiris son muy radicales en ese aspecto, hacen producciones muy arriesgadas y no se amilanan y van por el camino directo. No hay miedo a nada y si por ejemplo querejmos ser psicodélicos, no hay ningún problema.

– ¿Cómo se lo definirías a alguien que no lo haya escuchado?
Para nosotros es pop cósmico. Nos dicen que es un disco muy rock. Lo cierto es que es muy luminoso con mucho espacio y aire. Las letras son un poco sombrías, pero justo por eso queríamos que la música fuera alegre y optimista.


– Se abre el disco con ‘Más feliz sin televisión’. ¿En los tiempos que corren o siempre?
Vivimos en una sociedad en la que hay un cierto terrorismo mediático o psicológico, estamos como acojonados por lo que vemos en la televisión y la prensa. ¿Por qué hay que confiar en esta cosa donde hay alguien decidiendo por ti? La televisión en realidad es un medio obsoleto.

– Y en este terrorismo mediático estamos en manos de un Gobierno al que parece importarle poco la cultura ¿Le importa algo al Gobierno la cultura?
Creo que no le importa nada, da esa sensación. Fui a Portugal hace poco y me quedé alucionado de la respuesta del público en los conciertos, del silencio sepulcral en la sala, como todo el mundo flipaba por la música y el respeto. Aquí en España no ocurre eso y no es culpa de la gente, sino de que venimos desde hace muchos años en que la cultura en este país no es tomada en cuenta. Y los músicos parecemos más bufones que artistas.

– ¿Os sentís muy maltratados los músicos?
Por como nos tratan desde las instituciones, el músico está peor tratado que otras muchas profesiones, es algo institucional. Porque si ninguna institución cree en la cultura, nadie va a valorar lo que haces como cultura, sino como entretenimiento. Si alguna vez alguien decide cambiar esto, seguramente iremos mejor, no ya por vivir de esto, sino porque la cultura de todo tipo es algo que engrandece a la sociedad.

– ¿Sabes decirme cuánto ganáis con el dichoso Spotify?
Con el primer disco creo que he cobrado lo equivalente a un café cortado. Me parece una broma pero también imagino que es todo consecuencia de lo mismo. Una parte de la industria no se ha adaptado a este nuevo mundo de internet, no tiene sentido que todo se consuma ahí y las discográficas no se hayan dado cuenta. Hay que cambiar un poco el chip, los consumidores y los creadores, y llegar a un punto de entendimiento. Porque si sigo haciendo esto gratis no podré hacerlo nunca más, y todo el mundo quiere escuchar música.

– ¿Te imaginas lo que tenía que ser vivir de vender discos?
Tenía que ser maravilloso. Yo viví el final de eso, cuando me pagaban los discos. Pero que sea más difícl no hace más que engrandecer este oficio.

– Vuestros planes de futuro pasan por tocar y tocar, ¿cierto?
Sí, y tenemos muchas ganas de tocar las canciones nuevas, son muy divertidas en directo. Se fue Fausto pero ha venido Víctor, que también es teclista y aporta mucho, ya que así yo puedo tocar más la guitarra y nos podemos intercambiar. Es una conexión flipante y la versatilidad mola mucho.

– Te pillamos al volante, que siempre es un buen momento para escuchar música. Recomiéndanos algo.
Estoy escuchando el disco de Unknown Mortal Orchestra, que es eterno, flipante. También a Grizzly Bear… estamos viviendo un momento musical súper interesante, sobre todo con lo que viene de Estados Unidos y Canadá.

– ¿Qué es el éxito para ti?
Para mi el éxito sería conseguir vivir de la música, sin duda alguna. Es algo demasiado difícil en este país, así que con pagarme el alquiler considero que ya he triunfado en la música.


Próximos conciertos de Mucho:
Viernes 15/02 – TOLEDO Los Clásicos
Sábado 16/02 – VALLADOLID Black Pearl
Jueves 28/02 – MADRID El Sol
Viernes 01/03 – SEGOVIA Beat Club (AIE – Artistas en Ruta)
Agosto – ARANDA DE DUERO (BURGOS) Festival Sonorama

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *