manolo kabezabolo entrevista

Manolo Kabezabolo: “Mucha gente aún cree que sigo en el psiquiátrico”

Entrevistas
Manolo Kabezabolo fue el primer gran fenómeno viral antes de internet y el último de cuando las canciones se grababan de casete en casete. Así irrumpió en nuestras vidas, así cimentó su leyenda a mitad de los noventa. Con unas maquetas repletas de himnos imposibles que se convirtieron en disco a finales de 1995.
Con motivo de su 25 aniversario, ‘¡Ya hera ora!’ (GOR Discos) se reedita ahora en vinilo de la mano de Rock de Kasba, sello encargado de lanzar el último disco de Manolo Kabezabolo y Los Ke No Dan Pie Kon Bolo, ‘Tanto Tonto Monta Tanto’ (2020). Charlamos por Lavapiés con Manuel Méndez Lozano (Carenas, Zaragoza, 1966), con fotos de Ricardo Rubio.

Toda la gente de bien tiene este disco en casete. La de tiempo que ha pasado
Los tres últimos discos los sacamos en vinilo, pero este es la primera vez. Han pasado 25 años y aquí estamos, con ganas de ir a por otros 25.

Es una edición bien chula. Me he vuelto a poner este disco estos días y es como viajar en el tiempo. Son canciones muy directas, que recuerdas la letra aunque no las hayas escuchado en mucho tiempo. Muy pegadizas
Al ser temas cortos y facilones, la gente se los quedaba

‘Ya hera ora’ vendió 30.000 copias. ¿Te hiciste millonario con estas canciones?
Nooo, jeje. Entraba bastante dinero, eso sí. Pero el dinero que entra fácil, se va fácil. Y no había ningún control sobre el tema monetario por aquel entonces. Se iba igual que entraba, entre unas cosas y otras.

“Todo el mundo tenía en casa alguna canción de mi maqueta grabada en alguna cinta”

MANOLO KABEZABOLO

Es que fue un boom underground muy inesperado. Millonario no te harías, pero viral desde luego sí. Ahora cualquier cosa te dicen que es viral, pero no permanece en el tiempo como esto.
Fue curioso, porque había sacado una maqueta de la que hicimos 200 copias. Nada más. Y esa maqueta dio más vueltas que un pirulo, jaja. Todo el mundo tenía en casa, sino la maqueta completa, alguna canción grabada en alguna cinta. Yo creo que en todas las casas del país había alguna canción grabada de mi primera maqueta. ¡Y las escuchaban!

Eso es bastante verdad. Y encima ahora vienes a Madrid a tocar este viernes en un festival de poesía en el Conde Duque. ¿Eres poeta entonces?
Parece ser que sí, no sé (sonríe tímido). La verdad es que siempre me lo han dicho (encoge los hombros). Más o menos agraciadas, poesías son las canciones y otras cosas que he escrito. Yo escribía lo que veía y cómo me sentía. Eso sigo haciendo.

Desde aquella primera maqueta, hasta ‘Tanto tonto monta tanto’, siempre has señalado muy bien las flaquezas colectivas que tenemos como sociedad. Metes muy bien el dedito en el ojo de nuestros defectos
Son cosas que hay que tenerlas presentes. La realidad es que tenemos bastantes fallos y hay que intentar gestionarlos de alguna manera positiva. Hay que decirlo porque si no se dice parece que no existe. No todo es perfecto, todos tenemos nuestras hipotecas y nuestras deudas. Tenemos muchas propiedades pero a la hora de la verdad nada es nuestro.

MANOLO KABEZABOLO. FOTO: RICARDO RUBIO

¿En algún momento te imaginaste mínimamente que pudiera llegar a pasar lo que pasó con tu primera maqueta y tu primer disco?
La verdad es que no. Si ahora es difícil, en aquellos tiempos tampoco era nada fácil vender 30.000 copias. Son un buen montón. Recuerdo llegar a los sitios a tocar y me paraba todo el mundo para saludarme. Y siempre con muy buen rollo con el público en todas partes. Una sorpresa muy grata todo aquello.

¿Y por qué te paso a ti?
Yo siempre he dicho que me dedicaba a insistir y a ponerme pesadico, jaja. Gustara o no, casi todos los fines de semana bajaba con mi guitarrica a los bares del vermú por Zaragoza. Dentro del bar, si me dejaban y, si no, en la calle. La gente respondía bien siempre. Supongo que fue cuestión de insistir.

‘Ya hera ora’ tiene una magia especial porque estás tú solo con tu guitarra y tu voz tocando tus canciones. Lo veo como un ‘tú contra todos’. Más tarde ya harías tu banda, pero aquí estabas solo, como El llanero solitario
Jejeje. El llanero solitario… Bueno, es verdad que estaba solo. ¿Por qué empecé a tocar solo? Pues porque me costaba llegar a los tiempos de los demás. Las pocas veces que ensayé con otra gente, ni ellos se adaptaban a mí ni yo a ellos. La cosa salía bastante mal. Así que me lancé en solitario, empecé a tener algún concierto gratuito y tal. La gente respondía bien y empezamos a moverlo.

Dices que la gente respondía bien y esa es la clave. No se trata tanto de ser un cantante excepcional, como de tener cosas que decir
Es la forma de decir las cosas que tienes que decir. No es cosa de ser ningún virtuoso en ningún campo, sino de lo que transmites

Esto no va de Operación Triunfo, ni La Voz, ni esas mierdas
No, no, no. Eso no (menea la cabeza).

“La mayoría de las letras de mi primer disco están tan de actualidad o más que entonces. Llevamos aquí treinta años dando guerra pero la sociedad está bastante adormecida. En algunos aspectos, de hecho, hemos ido a peor”

MANOLO KABEZABOLO

Jejeje. Conectas con la gente por la forma de decir las cosas, como acabas de apuntar. Pero con tus letras ocurre como con las de La Polla Records: que siguen totalmente vigentes a pesar de los años. Evaristo me reconoció hace un par de años que esa vigencia es una “tragedia” en realidad
La verdad es que sí. La mayoría de las letras de mi primer disco están tan de actualidad o más que entonces. Es que al final llevamos aquí treinta años dando guerra pero la sociedad está bastante adormecida. En algunos aspectos, de hecho, hemos ido a peor

Siempre has cantado mucho contra la policía y las fuerzas del orden. Y fíjate en que mundo loco vivimos, que en la pandemia se llegó a aplaudirles desde los balcones. ¿Eso lo viste?
Hostias. No, la verdad es que no. El confinamiento lo pasé en un pueblo pequeño, en Carenas (Zaragoza). Y eso es otra cosa. Tan pequeño que no hay ni cuartel de la Guardia Civil allí. Mejor así, bastante mejor. No fue hecho aposta pero coincidió.

Hablando de la policía, decías antes que hemos ido a peor como sociedad en muchos aspectos. Pues ahora detienen a la gente por cantar ciertas cosas
Ya ves. Según eso, muchos tendríamos que estar en la cárcel desde hace años. Haber llegado a este retroceso, que es lo que es… las cosas por las que están metiendo a la gente en la cárcel son verdad. Es muy triste que no permita tener una opinión… y no es ya una opinión, es que estás dando a conocer cosas que son ciertas.

Junto a la crítica social, en estas primeras canciones hay apología de las drogas y el alcohol. Pero más que como vicio, como escape de una vida que te aplasta y no te da opciones
El tema de las drogas está muy mal enfocado desde el principio. Si estuviera todo bien planteado pueden ser incluso una ayuda al crecimiento personal, no solo un vicio.

Mueven demasiado dinero las drogas como para que sea algo sencillo
Ya ves. Mira, vi un documental en el que se hacía una prueba con animales. En un principio se ponía a una rata sola en una habitación con comida y agua y heroína. La rata al principio consumía de todo, pero termina solo con la heroína. A ese mismo animal le ponen en otro marco con compañía y más cosas. Así se comprobó que los animales, sí, consumían la heroína, pero de forma eventual, sin enganches. Porque lo que te engancha es la situación que tienes, los problemas y no tener ningún medio para resolverlos.

MANOLO KABEZABOLO. FOTO: RICARDO RUBIO

Cambio de tercio. ¿Qué harías ahora si te encontraras un papel morao en el suelo? Hace mucho que no me encuentro dinero, supongo que porque cada vez usamos menos las monedas y los billetes
¡Hostia, pues yo sí! El otro día pagué un desayuno en un bar y me fui al baño y me encontré un billete de 5 euros, que es lo que me había costado. Así da gusto, jaja. Pero un papel morao ahora serían igual 500 euros, que no sé ni si están en circulación. Habría que pensar en qué gastarlos

Y oye, ¿el punki nace o se hace?
Yo creo que naces ya con inquietudes y una serie de cosas. Con rebeldía y no estar de acuerdo con las cosas porque sí si no las entiendes. Ir un poco a contracorriente. Pero por supuesto, la vida te va haciendo

¿Qué sería ser punki para Manolo Kabezabolo en 2021?
Ser tú mismo y hacer las cosas por ti mismo. Creer y luchar por ti

Bajar a tocar la guitarra a los bares de Zaragoza sin que nadie te lo pidiera ya es creer y luchar
Sí, supongo que sí. Es lo que he hecho siempre, jeje. Hay que insistir en lo que uno cree e ir a por todas. El háztelo tú mismo de toda la vida.

¿Y cuánto hay de verdad y de leyenda urbana contigo?
Uy, de leyenda hay muchas cosas. De hecho, hay mucha gente que aún cree que sigo en el psiquiátrico, cuando esa fue una cosa puntual al principio. Pero como decía el mánager de los Sex Pistols, Malcolm McLaren, da igual que hablen bien o mal de ti. Pero que hablen.

Si no hubiera leyenda, estas canciones no se habrían mantenido tan bien 25 años después. Aparte de la gente que te pudo escuchar desde el principio y que ahora somos cuarentones, ¿te llega público más joven?
También, claro que sí. Recuerdo que en un concierto en Sevilla me vino una muchachilla de unos 20 años y me dijo que yo era el padre que nunca había tenido. Me quedé en plan uf, hasta dónde hemos llegado, jaja.

“No es nada agradable tocar para gente sentada y con mascarilla. Es una sensación muy extraña”

MANOLO KABEZABOLO

Estás actualmente de gira, celebrando esos 25 años de ‘Ya hera ora’. En un ambiente bien diferente al de entonces. ¿Cómo es eso de un concierto punk con la gente sentada y formalita?
Es una sensación muy extraña. Supongo que para el público lo será mucho, pero para los que estamos en el escenario no es nada agradable. Te corta. Hay que adaptarse porque es lo que hay de momento.

¿Te corta?
Sí. Es que es súper raro ver a la gente sentada y todo eso. Es una situación muy extraña y desagradable. Esperemos que sea verdad que vamos volviendo a una normalidad que no sea tan nueva. Ahora es todo tan a rajatabla… en la mayoría de los sitios no te ponen ni bebida. Pero la gente se está portando muy bien, no ha habido ningún problema de ningún tipo.

En esta gira, además, vas tú solo con tu guitarra, como en tus inicios
Sí y toco las canciones del primer disco. Con mi guitarrica a pelo. Es una vuelta a los orígenes. Hacía tiempo que no hacía conciertos así, que también tienen su encanto. Espero volver con la banda más adelante, porque en 2020 teníamos una gira de cincuenta conciertos y solo pudimos hacer seis. A ver cómo se va arreglando la cosa.

A pesar de todas estas dificultades, ¿qué planes hay por ahí?
Pues he tocado en Pamplona y Zaragoza. Esta semana estamos aquí en Madrid y ahora nos queda Valladolid y Valencia. Parece que se está alargando un poco más, ha salido otra fecha en San Sebastián para junio. Y parece que hay alguna fecha más.

Me queda solo una más para terminar. Si para ti el éxito en 2021, con tu primer disco reeditado en vinilo y haciendo estos conciertos, es lo mismo que cuando bajabas con tu guitarra a los bares de Zaragoza hace treinta años
Al final, te das cuenta de que el éxito es estar bien contigo mismo. Por supuesto, el reconocimiento del público es muy importante, pero lo básico es saber que estás haciendo algo que te gusta y coherente con tus ideas. Si estás torcido contigo mismo, la gente no te cree tanto

Pues por 25 años más, como decías al principio, que todavía estamos a tiempo
Sí, bueno, ya vamos viendo, jeje. Yo creo que un poco achacosos, pero por lo menos diez o quince más estaremos por ahí.

SIGUE A MERCADEO POP EN

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *