los chikos del maíz

Los Chikos del Maíz: “Hay que poner la salud mental sobre la mesa porque la gente está machacadísima”

Entrevistas
Cinéfilos empedernidos, Los Chikos del Maíz se pasan a las series. Como todos, de alguna manera. Pero es que, en su caso, encuentran respuestas potentes en el caso concreto de David Simon (‘The Wire’, ‘Treme’, ‘Show me a hero’, ‘The deuce’), a quien dedican su último EP. Porque la realidad puede superar a la ficción, pero la ficción puede retratar con crudeza a la realidad.
Es en ese círculo virtuoso donde nacen las canciones de ‘David Simon’ (2021), coda que viene a completar al disco ‘Comanchería’ (2019). Porque todos dejamos algo atrás el año pasado que forzosamente hay que completar ahora. Vamos a hablar sobre todo lo que esa frase contiene con Nega y Toni. Las fotos son de Alfred Boluda.

¿Qué es esto de David Simon?
Nega:
pues un EP de cinco temas escritos durante lo más jodido del confinamiento, durante marzo y abril del 2020. Fue un poco por urgencia. Porque por aquel entonces todo el mundo empezó a hacer cosas, a subir directos, y sentimos que había que hacer algo también. Decidimos sacar cinco temas que de alguna manera sean cierre o epílogo de ‘Comanchería’.

A la gente le dio por hacer muchas cosas, pero yo recuerdo perfectamente que apenas escuché música aquellas semanas. A mí me dio por ahí
Toni:
nosotros veíamos que todo el mundo sacaba canciones y se metía en temas corales con un montón de gente, directos, versiones… y parecía que si no hacías algo estabas fuera. Pero decidimos pausar y hacer canciones con calma y este es el resultado un año después. Está bien así, yo creo. Esa necesidad de hacer tanto de golpe todos a la vez no la pillo mucho
Nega: Y sobre todo sin expectativas. Tampoco vas a presentar un trabajo si no puedes hacer conciertos ni casi entrevistas. Es que en realidad no había ninguna urgencia. Así, además, podéis cerrar ‘Comanchería’ con un sentido.

Incluso con conciertos, que ya tenéis otra vez
Toni:
No nos dio tiempo a presentar bien ‘Comanchería’, es verdad. Y estas canciones sirven de cierre. Porque tampoco nos vamos a meter en un LP largo cuando todavía ni hemos presentado bien el anterior.

Decís que estas canciones son de marzo y abril de 2020, cuando estábamos en la más absoluta mierda. Pero es interesante que no van sobre aquellos días
Nega:
no hay apenas referencias a la pandemia, no se nota en las letras, más allá de lo de la policía de balcón. Lo hemos hecho así de forma consciente, para evitar que las letras estén pegadas a una realidad tan cambiante como la de la pandemia. Porque fíjate, al principio, por ejemplo, era mascarilla no y luego mascarilla sí. Queríamos que fuera un disco más atemporal y alejado de esa locura tan cambiante que vemos también ahora con las vacunas. Decidimos tomar cierta distancia y creo que el tiempo nos ha dado la razón, porque con todo lo que ha cambiado todo, imagínate sacar ahora un disco muy pegado a la realidad de aquellos dos meses.

Lo de la policía de balcón que comentas sí que merece estar en una canción eh. Aquello fue especialmente cutre
Toni
: La verdad es que lo piensas ahora con el tiempo… y no solo lo de la policía de balcón de salir a señalar al que estaba paseando… Me acuerdo que en Valencia hubo un dispositivo con un helicóptero persiguiendo a un hombre que había paseado a su perro fuera del pueblo. Lo piensas ahora y te das cuenta de que vivimos en un mundo muy raro.

“Eso de que vamos a salir mejores todos juntos es muy difícil cuando llevamos 25 años de liberalismo en vena”

NEGA

Y bueno, ya que estamos rememorando un poquito el principio de la pandemia, hilándolo con las reflexiones que lanzáis en las canciones. ¿de esta entonces salimos mejores? Eso se repitió mucho, pero no sé yo. Vamos, que no. Se nos han olvidado muchas cosas y lo de la policía de balcón es un síntoma muy claro
Nega:
eso de que vamos a salir mejores todos juntos es muy difícil cuando llevamos 25 años de neoliberalismo en vena, de individualismo y de mensajes de ‘tú solo lo vas a conseguir, esfuérzate, pasa del resto’. No queramos ahora que la gente sea súper solidaria cuando venimos de 25 años de individualismo salvaje y machacón. De mira primero por ti y luego por los demás. No pretendamos ahora que por una pandemia vaya a cambiar de un plumazo esa ideología neoliberal que tenemos todos metida en vena.

Personalmente, yo intento conducir más simpático. No sé, dejar pasar a los coches y a los peatones. También en el súper, que no pasa nada por que pase otro primero. Pero hay veces que no te sale tampoco, eh
Toni:
jeje. La gente es así. Es verdad que hubo un momento al principio, aunque fuera por la novedad, que parecía no un juego, pero sí algo a lo que nos enfrentamos juntos. Pero al final somos como somos, pasa mucho tiempo y se acumula cansancio, de manera que ha terminado saliendo lo peor de cada uno.

Ya ves. Bueno, venga, hablemos de David Simon. Los chikos del maíz siempre habéis sido muy de cine, pero os pasáis a las series, en lo que parece otro signo de los tiempos. ¿Ahora son las series las que reflejan mejor la realidad que el cine? ¿Son más reales que la vida real que nos quieren contar en los medios?
Nega:
es que David Simon refleja la realidad social y política de manera muy brillante y acertada. Él no romantiza al pobre, toma cierta distancia. A mí me gustan todas esas historias corales en las que hay muchos protagonistas con historias entrelazadas. Y oye, efectivamente, si siempre hemos sido de cine, por qué no dedicarle un disco a las series en general y a David Simon en particular.

Además él se ha enterado de este lanzamiento. Algo bueno de las redes sociales, poder tener ese contacto
Toni:
Sí, claro que sí. Si no recuerdo mal, lo mandó Nega al grupo que tenemos. Es algo que no te esperas, que esa persona a la que le estás dedicando una canción y a la que sigues desde hace tanto tiempo, cuelgue un tema tuyo. Fue muy emocionante y me puso la piel de gallina.

¿Y tanto se parece Baltimore a Valencia? ¿Cómo puede ser esa cercanía, esa identificación? Tan lejos y tan cerca, tan globalizado también eso
Nega:
obviamente, hay mucha distancia en muchos asuntos. Pero sí que hay otras cuestiones más universales. Cómo te trata la pobreza, cómo trata a los barrios. Cómo trata el tema de la prostitución o la gentrificación. Son cosas que están en todas las ciudades del mundo libre, por así decirlo.

Tenemos también ‘No es país para viejos’, otro título de cine. Recuerdo que un grupo tan opuesto como Mago de Oz tiene una canción sobre la vejez y su batería Txus me dijo algo así como que una sociedad que no sabe tratar bien a sus mayores está al borde del desastre total. Algo así. Eso también lo hemos visto en la pandemia y ha sido dramático.
Toni:
lo que ha pasado durante la pandemia con la gente mayor ha sido terrible, tanto dentro como fuera de las residencias. Escuchaba el otro día un reportaje en la radio que aquí en Madrid hay veintitantas personas de residencias enterradas que nadie ha reclamado. Es muy triste cómo se han tratado a las personas mayores.

“Me pone los pelos de punta cómo se normalizó el ‘hoy solo han sido trescientos muertos en un día’. Joder, eso da qué pensar”

NEGA

Y la insensibilidad de decir ‘bueno pero es gente mayor que ya ha vivido mucho’. Como que no importaran
Toni:
bueno, ya llegaremos todos a los ochenta años, esperemos.
Nega: Y cómo se ha normalizado el número de muertos diarios. Es algo para pensar fríamente. Que hubiera semanas con quinientos muertos diarios es muy heavy. A mí por lo menos me pone los pelos de punta. Pero en un alto porcentaje es como dices, que si son viejos y tal. Si hubiera sido gente de treinta años, la hecatombe que hubiera sido. Pero a mí me pone los pelos de punta cómo se normalizó el ‘hoy solo han sido trescientos muertos en un día’. Joder. Eso da que pensar.
Toni: ‘No es país para viejos’ tiene eso, pero también un homenaje a los hermanos Coen. Y habla, en una tercera idea, de la inmediatez de sacar canciones sin parar y los clicks en las noticias sin pensar. Resume nuestra apuesta por hacer algo más pausado.

¿Y os sentís un poco a contracorriente ahora mismo? Tiene que costar aguantar tanto tiempo mientras vemos que todo el mundo está sacando cosas sin parar a nuestro alrededor
Nega:
va todo muy deprisa y, al final, hay que tomárselo con más calma para poder saborear las cosas. Eso se está perdiendo porque hay demasiadas cosas y todas a la vez, con una sensación de urgencia permanente. Y lo que salió ayer tiene cien años. Creo que es un momento para saborear las cosas, para disfrutar. Joder, es que nos están volviendo locos. Y la lectura política es horrible también: vive el momento y ya veremos lo que viene después.

“Al final vamos a una especie de psicosis colectiva donde ahora, oh sorpresa, hay que poner la salud mental sobre la mesa porque la gente está machacadísima”

NEGA

Es todo tan fugaz que se hace irrelevante
Nega:
vivimos en la dictadura del no tengo tiempo. Y no lo tienes porque estás trabajando catorce horas, tienes que hacer esto y lo otro, estar en las redes sociales, promocionar tu marca personal… Al final vamos a una especie de psicosis colectiva donde ahora, oh sorpresa, hay que poner la salud mental sobre la mesa porque la gente está machacadísima. ¿Y por qué está así? Entre otras cosas por esta sociedad de la inmediatez en la que no hay tiempo para uno mismo y para todo lo que no sea alguna forma de mercantilización.

Luego quieres hablar de la salud mental en el Congreso de los Diputados y hay una parte de los diputados que se descojonan
Toni:
y se ríen los que sí se pueden permitir tratarse porque pueden acceder a ello. Es como hace tiempo cuando dijo Fabra aquello de ‘los parados que se jodan’. A mí lo que me flipa es que esta persona dijo eso pero no pasó nada y sigue ahí. Tratar temas tan serios con esa insensibilidad te debería incapacitar para trabajar en la administración pública.

Y por llevar todo esto de la inmediatez al plano musical, lo de los lanzamientos los viernes es una mamarrachada. No hay nadie que pueda escuchar todo lo que se publica ese día por orden de las multinacionales y Spotify
Toni:
‘No es país para viejos’ lo lanzamos un martes y se puso número uno en tendencias y funcionó muchísimo mejor. A lo mejor es porque no había tanta competencia ese día.

Se hace así, ya sabes, para que Spotify meta los singles nuevos en las listas de novedades de los viernes
Toni:
ya, es que al final Spotify dicta cuando tenemos que hacer los lanzamientos. Nada, a nosotros nos gustan más los martes.

Otro cambio de tercio, venga. ¿Diríamos que este EP es menos combativo musicalmente?
Nega:
musicalmente sí que es pandémico. En el sentido de que las bases son más tristonas, más tranquis. Ahí sí que se nota un poco el tiempo en el que está producido. Supongo que es un poco una inercia, canciones tristes para tiempos de mierda.
Toni: tampoco es que nos propusiéramos algo así. Al final es lo que te pide el cuerpo cuando estás encerrado en tu casa sin poder ver a tu familia y amigos. Es lo que transmite.

“Mucha de la gente ha tenido que meterse en otros trabajos. Nosotros tuvimos la suerte de que hicimos la primera parte de la gira, que fue de puta madre”

TONI

Además, es que vosotros teníais un 2020 muy potente de conciertos para presentar ‘Comanchería’. Pero todo se fue a la mierda.
Toni:
Mucha gente de la música ha tenido que meterse en otros trabajos. Nosotros tuvimos la suerte de que hicimos la primera parte de la gira, que fue de puta madre. Pero aún así, hemos pasado todo este tiempo en otras cosas, ya sea de periodismo o estudiando. Tienes que reinventarte, pero hay gente que ha desaparecido de la cultura al menos temporalmente. Es muy jodido.

Ay, pero ya parece que se abre el futuro cercano con algo de ilusión. Ya habéis hecho algunos conciertos y tenéis más por delante
Nega:
no es el formato que más nos gusta, con la gente separada y sentada y tal. Pero es que después de un año y pico parados, hay que currar. Por nosotros y por los técnicos. Y a ver qué pasa con la vacuna, que va más lenta que el caballo del malo. Adelante.
Toni: aunque vayas a un concierto que sea de ver sentado, el simple hecho de la distancia, la mascarilla y los controles, cuesta. Pero es que no hay otro formato y la cultura tiene que volver. Adaptarse o morir. Y la gente necesita consumir cultura.

¿Qué planes tienen Los chikos del maíz para los próximos meses entonces?
Toni:
Van saliendo fechas y hay cosas que anunciaremos más adelante. Todo a corto plazo. Tenemos ahí el WiZink Center para enero de 2022, pero no sabemos realmente si se va a poder hacer. Hay que ir planificando cosas, porque si no planificas te mueres. Pero no puedes hacer planes a largo plazo porque es todo muy cambiante.

El concierto del WiZink era para celebrar quince años y al final van a ser 17.
Nega:
es una sensación triste porque era como la guinda para cerrar a lo grande. Y de repente te encuentras con esta movida y toca aplazarlo. Vamos a ver cómo pasa el verano, el número de vacunados que hay y ver si se puede hacer en condiciones.

Pero eh, son 17 años y aquí seguís. ¿Cómo os véis a vosotros mismos dentro del maremagnum de música urbana que hay ahora mismo?
Toni:
quien nos lo iba a decir cuando empezamos. Eso sí. Nosotros tenemos nuestro público y la música urbana actual ha venido más a sustituir a Operación Triunfo o grupos de pop rollo 40 Principales que a quitarnos nuestro hueco. Seguimos ahí, estamos renovando público, así que contentos.

“A veces me sorprendo a mí mismo cuando me doy cuenta de que son 16 años dando la turra y la gente sigue comprando discos y entradas”

NEGA

Además, que vosotros en la radiofórmula nunca habéis estado, jeje
Toni:
no, jeje
Nega: a veces me sorprendo a mí mismo cuando me doy cuenta de que son 16 años dando la turra y la gente sigue comprando discos y entradas. Seguimos sumando seguidores y me alucina que 16 años después la gente nos siga haciendo caso después de la turra que hemos dado.

Vamos a ponernos en abril de 2022, dejemos pasar un año. ¿Qué tendría que haber pasado para que digáis que, bueno, no ha estado mal después de todo esta etapa de ‘Comanchería’ y ‘David Simon’?
Toni:
yo creo que recuperar la normalidad. No sé si la misma de antes, porque no sé si es posible. Pero nuestros conciertos beben mucho del encuentro con la gente y recuperar parte de eso sería un éxito. Además, el trabajo está siendo bien recibido por nuestra genta. Tampoco pedimos mucho.
Nega: Hay mucha incertidumbre, pero me gustaría poder cerrar bien ‘Comanchería’, que salieran unos cuantos bolos y poder sobrevivir dignamente.

SIGUE A MERCADEO POP EN

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *