árbol yoko ono

El árbol de los deseos de Yoko Ono está en Madrid

Exposiciones

El árbol de los deseos Yoko Ono está en Madrid. Concretamente, en el Museo Lázaro Galdiano, donde los visitantes pueden dejar colgados sus deseos escritos en papelitos en las ramas de los naranjos.

Hasta el 12 de octubre de 2021, los visitantes del Museo pueden anudar sus deseos en las ramas de los naranjos del jardín de Parque Florido y formar así parte de este proyecto interactivo de Yoko Ono. La entrada al jardín es libre de 9:30 hasta las 20:30 horas, todos los días salvo el lunes por cierre.

Esta propuesta coincide con el veinticinco aniversario del proyecto inicial, cuya vigencia perdura por la extensión geográfica que ha alcanzado. También por el interés demostrado en todas partes del mundo donde se ha activado.

Las instrucciones escritas a mano por la misma Yoko Ono explican cómo se debe proceder. “Formula un deseo. Escríbelo en un trozo de papel. Dóblalo y cuélgalo en una rama del árbol de los deseos. Di a tus amigos que hagan lo mismo. Y continúa deseando hasta que las ramas estén llenas de deseos”.

Homenaje a John Lennon

Una vez que los naranjos hayan “florecido”, el proyecto culminará con la recogida de los deseos que, tras agruparlos de cien en cien, serán enviados a Yoko Ono. Es la primera vez que este el árbol de Yoko Ono está en Madrid, aunque los precedentes sean numerosos y sean más de un millón de deseos los que se han recogido hasta ahora, procedentes de todas partes del mundo.

El destino final de todos los deseos formulados es la isla de Videy, en Islandia. Allí serán enterrados en la instalación lumínica concebida a modo de escultura ideada por la artista para este fin. Concebida, además, como un homenaje a John Lennon (1940-1981), con el que compartió el sueño de contribuir al establecimiento de la paz en el mundo.

Este sitio donde se encuentra el pozo de los deseos, cuya profundidad aumenta a medida que se siguen enterrando más y más deseos, es la Imagine Peace Tower, título de Yoko Ono para la instalación mencionada. Evoca así, claro, una de las canciones más conocidas mundialmente de Lennon.

Un proyecto internacional

El Wish Tree se ha plantado en numerosos museos y centros culturales de EEUU, Europa y Asia. El inventario es ahora mismo extenso, pero basta con nombrar algunos de los lugares donde se ha llevado a cabo para abordar la dimensión que ha alcanzado en el transcurso del tiempo.

Yoko Ono regaló un árbol de los deseos a la Peggy Guggenheim Collection en 2003. Entre otros lugares, ha estado también en el MOMA de Nueva York (2010), las Serpentine Galleries de Londres (2012), la Fundación Yannick y Ben Jacober (Alcudia, Mallorca, 2012), el Malba de Buenos Aires (2016), el Centro de Creación Contemporánea de Córdoba o el Museo Guggenheim de Bilbao (2019).

SIGUE A MERCADEO POP EN

Comparte
Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *